Turistas toman el sol en un hostal situado en un mirador de la favela de Vidigal, en Río de Janeiro (Brasil). | Efe

4

La violencia en el estado brasileño de Río de Janeiro, que en agosto acogerá los Juegos Olímpicos, creció este año hasta alcanzar una media de 428 asesinatos al mes, unos 14 por día, según un informe oficial.

Sólo en mayo se produjeron 368 muertes por causas violentas, lo que supone un aumento del 6 % con respecto al mismo mes del año pasado, cuando la cifra fue de 347, de acuerdo con un informe del Instituto de Seguridad Pública regional.

Esta cifra, sin embargo, representa un ligero descenso en comparación con el mes de abril, que ha sido el más violento hasta la fecha, con 471 asesinatos.

El informe llama la atención sobre el incremento de un 90,9 % en las muertes producidas en operaciones policiales, 84 en mayo frente a las 44 que se produjeron en el mismo mes de 2015.

También se ha registrado un aumento de los robos, con 9.968 denuncias en mayo de 2016, un 42,9 % por ciento más que un año antes.

El incremento de la violencia en la región supone un grave problema a poco más de un mes para la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos, que se desarrollará en el emblemático estadio Maracaná, el próximo 5 de agosto.