Pilotos y miembros de DORNA visitan el lugar donde se produjo el accidente que causó la muerte del piloto mallorquín de Moto2 Luis Salom, durante la segunda sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Catalunya de motociclismo que se celebra este fin de semana en el Circuito de Catalunya-Barcelona. | Efe

0

El Gran Premio de Catalunya de MotoGP se disputará este fin de semana pese a la muerte este viernes del piloto palmesano de Moto2 Luis Salom, en la segunda sesión de entrenamientos libres, en un homenaje de las tres parrillas al mallorquín aunque con un trazado diferente, ya que se usará el de la Fórmula 1, más lento y revirado, por motivos de seguridad.

«En acuerdo con la familia de Luis Salom, los pilotos, equipos y la Comisión de Seguridad, se ha decidido que el Gran Premi Monster Energy de Catalunya siga adelante», aseguró la organización del Mundial de MotoGP.

Tras el accidente de Salom en la curva 12, al irse recto a gran velocidad hacia el muro en un fuerte impacto, y su posterior muerte en el Hospital General de Catalunya, se ha optado por mantener el Gran Premio pero modificando el recorrido.

Ahora el trazado será el de la Fórmula 1, algo más corto y sobre todo más lento al contar con tres curvas más. En vez de la larga curva de izquierdas, a la que se llega tras la recta posterior del circuito, la frenada deberá ser mayor para tomar una curva mucho más cerrada a izquierda y, acto seguido, otro giro cerrado de izquierda antes de emprender el 'curvón' de derechas, la actual curva 11 en el trazado de motos.

El otro cambio será en el lugar del accidente de Salom, la curva 12, que en el trazado de MotoGP se coge a gran velocidad para encarar la corta recta previa al último viraje y la entrada a la recta principal. Al adoptar el trazado de la Fórmula 1 los pilotos deberán tomar esa curva fatídica más lentos, pues es más cerrada, y encarar la 'chicane' antes de la curva final de derechas para entrar a la recta principal.

Noticias relacionadas

El Circuit de Barcelona-Catalunya usado habitualmente en MotoGP tiene una distancia total de 4,728 kilómetros y 13 curvas, 5 de izquierdas y 8 a la derecha. Ahora, con el trazado de la Fórmula 1, la distancia se reduce a 4,655 kilómetros y las curvas aumentan hasta un total de 16, con 7 de izquierdas y 9 de derechas.

Este trazado ya fue probado hace dos años en un test oficial de MotoGP para incorporarlo al Mundial, aunque entonces se rechazó la propuesta para el siguiente Gran Premio de Catalunya al considerarlo «menos atractivo y exigente» en términos deportivos que el que se ha seguido usando.

No obstante, tras lo sucedido, la organización del Mundial, con Dorna y la FIM a la cabeza y tras una reunión de la Comisión de Seguridad del campeonato, que cuenta con la presencia de varios pilotos de la parrilla de MotoGP, optó por modificar el trazado para dar más seguridad a los pilotos.

Unos pilotos -Marc Marquez, Andrea Iannone, Pol Espargaro, Jack Miller, Bradley Smith, Alvaro Bautista, Aleix Espargaró, Andrea Dovizioso, Tito Rabat y Cal Crutchlow- que, tras la reunión, fueron en sus 'scooters' a la curva 12 para presenciar el lugar del accidente y comprobar in situ la seguridad del lugar y el estado del asfalto.

Los pilotos del Mundial observan la curva 12 donde se ha producido el mortal accidente de Luis Salom.

Además, también se extienden durante 15 minutos las terceras sesiones de entrenamientos libres del sábado por la mañana, con 55 minutos para Moto3 (8:40-9:35) y 60 minutos para MotoGP (9:50-10:50) y Moto2 (11:05-12:05), con el objetivo de poder reconocer mejor el nuevo trazado.