El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (3d), y el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel Villar (3i), durante la presentación de la final de la Copa del Rey de fútbol sala. | RAUL CARO

0

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel Villar, ha augurado este lunes en Sevilla que se verá «una gran final» de fútbol sala, en referencia a la sexta edición de la Copa del Rey, que disputarán en la capital andaluza ElPozo Murcia y el Palma Futsal el próximo 7 de mayo.

En la presentación de esta final, que tendrá lugar en el Palacio de Deportes San Pablo a partir de las 13.00 horas, Villar ha destacado que la jugarán «un histórico» de este deporte en España como ElPozo y otro equipo, el Palma Futsal, no asiduo a este tipo de encuentros, pero que entre los dos atraerán «a mucha gente».

El máximo dirigente de la Española ha dicho que está «feliz» por el hecho de que Sevilla sea sede de esta final, una ciudad en la que siempre le han tratado «muy bien» en su etapa de futbolista y también como presidente de la RFEF.

Además, ha recordado que cuando accedió al cargo de presidente la selección nacional de fútbol tenía su sede en Sevilla y que siempre la trataron muy bien.

Por ello, ha agradecido al Ayuntamiento hispalense, a la Junta de Andalucía y a la Federación Andaluza, organismo que propuso la sede de Sevilla, por apostar por esta final.

En el acto de presentación, que se desarrolló en el Muelle Camaronero, frente a la Torre del Oro, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha destacado la «apuesta» que la ciudad hace por «eventos deportivos» de gran nivel y ha agradecido que la RFEF haya dado «el espaldarazo» para que la final se dispute en el Palacio San Pablo.

El viceconsejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, Diego Ramos, también ha tomado la palabra en esta presentación para resaltar la gran experiencia de Sevilla y de Andalucía en la organización de grandes acontecimientos deportivos.

Ramos ha recordado que será la primera vez que este torneo lo gane un equipo que no sea de Madrid o Catalunya y que espera que al triunfador siempre «le quede en su historia» que la consiguió «en Sevilla y en Andalucía».

El presidente de la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF), Eduardo Herrera, por su parte, ha comentado a los periodistas tras el acto que «es una competición muy importante y bonita» y que en esta edición acuden «un equipo de Baleares y otro de Murcia que van a desplazar a muchos aficionas al Palacio San Pablo, aparte de los andaluces, porque hay muchos aficionados a este deporte en la región».

Estos dos equipos, que nunca hasta ahora se habían medido en la final de este torneo, llegan al último partido después de que los baleares eliminaran en las semifinales al Barcelona y los murcianos al Ribera Navarra.

El año pasado la final se jugó en la localidad murciana de Águilas y enfrentó al actual campeón, Inter Movistar, y al Marfil Santa Coloma.

Hasta ahora la Copa solo la han ganado el Barcelona (2011, 2012, 2013 y 2014) y el Inter (2015), por lo que en esta sexta edición habrá un nuevo equipo que se unirá al elenco de campeones.

El Palma Futsal jugará frente a ElPozo Murcia la primera final de la Copa del Rey de su historia, mientras que el conjunto murciano buscará su primer título copero en la que será su cuarta final.