El colegiado Carlos Serrano muestra la denuncia presentada ante la Policía Nacional y el informe médico. | Fernando Fernández

16

El colegiado Carlos Serrano Ibáñez vivió el pasado domingo unos minutos de angustia tras el partido de Segunda Nacional Sénior de balonmano que arbitró el fin de semana entre el Mata de Jonc y el Eivissa. El duelo, que acabó con empate a 28, no se acabó en la pista para él, pues presentó una denuncia ante la Policía Nacional, acompañada de un parte médico (contusión cervical), contra el técnico del equipo local, M.F.C., al que acusa de haberle agredido tras el encuentro.

Para reforzar su denuncia, Serrano cuenta con el testimonio de la anotadora que le acompañaba, y que fue testigo de los hechos. En el atestado policial, se indica que el denunciante expulsó al presunto agresor. Y una vez finalizado el choque, el técnico se introdujo «en los vestuarios sin el consentimiento del árbitro y lo agrede, siendo auxiliado por jugadores» del equipo local, el Mata de Jonc, al que dirige el preparador denunciado por Serrano.

El colegiado deja ver en su denuncia que «no es la primera vez que tiene problemas de este tipo con esta persona, si bien es la primera vez que lo denuncia», y refuerza su testimonio con la presencia allí de la citada anotadora.

El árbitro hizo constar en el acta del partido los hechos y notifió los mismos a la Federació Balear d’Hàndbol, para que tuviera constancia del episodio vivido en la jornada del domingo tras un partido de competición oficial en el pabellón palmesano de Son Cotoner, y que, según consta en la denuncia presentada ante el CNP, pueden tener su origen en un lance del choque.

Sancionado con ocho partidos

Este martes el Comité Territorial de Competición de la Federació Balear d’Hàndbol hizo oficiales las sanciones formuladas como consecuencia de los hechos denunciados por el colegiado Carlos Serrano Ibáñez. Competición decidió sancionar al entrenador del Mata de Jonc (M.F.C.) con seis partidos de competición oficial «por agredir al árbitro sin resultado especialmente grave», a los que se unen otros dos «por insultar al árbitro con expresión de menosprecio atentando a su dignidad, existiendo reincidencia». En el escrito, de la FBH, también se castiga con dos partidos al delegado del Mata de Jonc «por desconsideración leve con el árbitro del encuentro, existiendo reincidencia». Ante esta sanción existe la posiblidad de presentar recurso de apelación.