Miguelín contribuye al pase de España al Mundial de Colombia

| Melilla |

Valorar:
Visto 215 veces
preload
Los jugadores de la selección española de fútbol sala antes del incio del partido.

Los jugadores de la selección española de fútbol sala antes del incio del partido.

12-04-2016 | Sefutbol

España 5-1 Eslovenia

España: Juanjo, Ortiz, Mario Rivillos, Lozano y Raúl Campos -cinco inicial-. También jugaron Bebe, Aicardo, Miguelín, Álex, Fernandao, Adri, Lin y Pola.

Eslovenia: Pukar, Rok Mordej, Fidersek, Cujec y Osredkar -cinco inicial-. También jugaron Sirok, Stendler, Sondat, Vulikic

Goles: 1-0. 3'. Raúl Campos. 1-1. 6'. Sirok. 2-1. 24'. Ortiz. 3-1. 35'. Raúl Campos. 4-1. 39'34». Miguelín. 5-1. 39'49». Aicardo.

Árbitros: Pascal Lemal (BEL), Gerd Bylois (BEL) y Stefan Vrijens (BEL). Mostraron tarjeta amarilla a Aicardo y Álex, de España, y a Cujec, Stendler, Sirok, Sondat, de Eslovenia.

Incidencias: Encuentro de vuelta de las eliminatorias de clasificación para el Campeonato del Mundo de Colombia 2016, disputado hoy martes en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz de Melilla (España). Buena entrada, unos 2.500 espectadores.

La selección española de fútbol sala ha conseguido este martes en Melilla el pasaporte para el Mundial de Colombia 2016, tras golear a Eslovenia por 5-1, en un partido de vuelta que no fue nada fácil, ya que el combinado nacional no logró darle la vuelta al marcador hasta los últimos cinco minutos.

Los eslovenos ganaron en el partido de ida por 0-1, pero España sólo vencía por 2-1 cuando tan sólo quedaban cinco minutos para el final, momento en el que el plantel de José Venancio López traspasó el muro defensivo y la meta rival para lograr su objetivo. Con el 3-1 ya era suficiente, pero La Roja quiso brindarle un regalo a Melilla con una gran goleada en los instantes finales.

Raúl Campos, por dos veces, Ortiz, Miguel y Aicardo firmaron la clasificación para el Mundial de Colombia.

España salió con el claro objetivo de marcar pronto para encarrilar su clasificación para el Mundial. Así, el primer tiempo fue un auténtico asedio ante una Eslovenia muy bien posicionada en defensa y peligrosa al contragolpe.

El partido se puso favorable para los de José Venancio López, que se adelantaron en el marcador a los tres minutos, tras un robo de balón en el centro del campo de Carlos Lozano, que pasó el sobre Raúl Campos que marcó de potente chut por la escuadra.

Los hispanos tenían el partido donde querían, pero nada más lejos de la realidad con el jarro de agua fría de su adversario, tres minutos después, tras un error defensivo de España que lo aprovechó Sirok para empujar el esférico a la red.

Con el 1-1, España tuvo que remar contra corriente, pues el gol de los eslovenos le obligaba a marcar dos goles más, así que se volcó de forma insistente y disparando continuamente ante la meta rival, pero el premio a su ofensiva no se veía recompensado.

En el minuto siete, Miguelín estrellaba el balón en el larguero, de lanzamiento de falta, y ocho minutos después Álex lo intentó con una vaselina que salió fuera. Pero en pleno acoso español pudo llegar la sentencia de Eslovenia, a dos minutos del descanso, cuando Sirok mandó el cuero a la red lateral.

Con empate a un gol se llegó al intermedio del encuentro y en la segunda parte, el dominio y la presión se acentuó con un equipo español más volcado aún sobre la meta rival, dando un primer aviso Bebé, con un doble remate a bocajarro, en el 21'30», que salvó de forma providencial el guardameta Puskar, el gran héroe de su equipo.

La gran actuación de Puskar no amilanó a España, que en el 24' conseguía el 2-1, que le situaba a tan solo un gol del Mundial. Rivillo lanzó una falta con gran potencial que rechazó el cancerbero, pero el cuero llegó a Ortiz y marcó a placer.

Las ocasiones y el dominio se sucedieron, pero el meta balcánico seguía siendo providencial para su país. Los hispanos no desesperaban, pese a que el gol se le resistía, pero la perseverancia y la calidad de los de José Venancio tenía que terminar por imponerse, y así fue, a base de mover mucho el balón, cuando en un disparo fortísimo de Miguelín lo rechazó el cancerbero esloveno el balón lo cazó Raúl Campos para conseguir el 3-1 y llevar el delirio a las gradas a cinco minutos del final.

Todavía había que sufrir ante el acoso de Eslovenia, pero la sentencia al partido la tuvo Polka en el 38', en una gran jugada de Miguelín le dejó el balón a placer pero se encontró con otra gran intervención de Puskar.

Pero lo mejor estaba por llegar en los dos últimos minutos, con dos goles de estrategia que sirvieron para finiquitar la clasificación de España. El 4-1 fue obra de Miguelín, de falta directa, en el 39'34», y Aicardo cerró la goleada en el 39'49», de doble penalti.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.