Familiares, amigos, vecinos y aficionados se dieron cita en Sa Bassa en Manacor para brindar el merecido reconocimiento a Miquel Mas. | Pere Bota

0

Manacor reconoció este viernes al exciclista Miquel Mas el día en el que se cumplieron 50 años del título mundial que logró en el velódromo de Anoeta, donde también hizo historia Guillem Timoner con su sexto entorchado mundialista.

El alcalde de la capital de Llevant, Miquel Oliver, entregó un trofeo a Mas en el acto central de una jornada que arrancó con una bicicletada y en la que participaron familiares, amigos y aficionados.