Brigitte Yagüe celebra su victoria en segunda ronda del Mundial de taekwondo de Chelyabinsk (Rusia) ante la danesa Camille Dallaire Leblanc por un claro 7-0. | Redacción Digital

5

Brigitte Yagüe se despidió demasiado pronto del Mundial de taekwondo que se disputa en la ciudad rusa de Chelyabinsk. La mallorquina, triple campeona mundial y plata en los Juegos Olímpicos de Londres, cayó en su segundo enfrentamiento en la categoría de menos de 49 kilos ante la sorcoreana Min-Ah Ha, una de sus oponentes más peligrosas en su lado del cuadro, y tras un polémico desenlace en el tercer asalto (4-3).

La balear, exenta de la primera ronda, batió en el segundo cruce a la canadiense Camille Dallaire Leblanc por un claro 7-0 y en dieciseisavos topó con la surcoreana Min-Ah Ha, que le planteó enorme resistencia, poniéndose por delante (4-0), aunque en el tramo final, varios golpes anulados por los jueces tras la revisión del vídeo a Yagüe, para la que el marcador llegó a ser favorable (4-12), acabaron por dejar el envite en un 4-3 que puso fin a la aventura de la única representante española en menos de 49 kilos.

En ese peso, también cayeron eliminadas la francesa Aziez, la croata Zaninovic y la tahilandesa Sonkham, asegurándose las medallas y las semifinales la rusa Igumenova, la surcoreana Min-Ah Ha, la serbia Bogdanovic y la campeona olímpica, la china Wu.

Este jueves entrará en acción el otro balear en liza, el también mallorquín José Antonio Rosillo, en menos de 68 kilos, y con el objetivo de defender y mejorar el bronce logrado en el Mundial de Puebla (México), hace dos años.