El Sporting suma tres puntos en un gris partido ante el Alavés

| Gijón |

Valorar:

Sporting de Gijón 2 - 0 Alavés

Sporting: Cuéllar, Luis Hernández, Bernardo, Iván Hernández, Canella, Sergio Álvarez, Nacho Cases, Lora, AlexBarrera (Santi Jara, m 69), Scepovic (Isma López, 90) y Carmona (Lekic, m 85)

Alavés: Goitia, Medina, Samuel, Mora (Óscar Serrano, m 82), Nano, Manu Garcia, Carlos Lázaro (Quiroga, m 72), Emilio Sánchez, Stevanovic (Raúl García, m 82), Viguera y Guzmán.

Goles: 1-0, m.57: Carmona. 2-0, m.90: Santi Jara.

Árbitro: Munuera Montero (Colegio Andaluz). Mostró tarjetas amarillas a Iván Hernández (m 40), Carlos Lázaro (m 54).

El Sporting de Gijón ha sumado tres puntos ante el Alavés en un partido sin brillo y en el que los vitorianos jugaron mucho mejor la primera parte, pero no supieron aprovechar las ocasiones lo que sí hicieron los gijoneses en a segunda.

El Alavés fue el claro dominador del juego en la primera parte en la que tuvo más el balón y combinó con mayor acierto, pero las ocasiones más claras fueron del Sporting que no supo aprovecharse de un par de errores de la defensa vitoriana a la hora de sacar de balón.

El Sporting se venía quejando de que en los últimos partidos en su campo los rivales habían venido a cerrarse y a aguantar el empate, pero el Alavés hizo todo lo contrario y desde el primer minuto se fue al ataque y situó su defensa muy adelantada.

Los locales pasaron los primeros minutos corriendo detrás del balón y, cuando lograban robarlo, lo perdían al segundo pase lo que hacía que el partido se decantase a favor del conjunto de Juan Carlos Mandía.

Así transcurrió el primer cuarto de hora con el balón rondando más el área rojiblanca que el alavesista hasta que Lora robó un balón en el centro del campo y envió en profundidad sobre la entrada de Scepovic que dribló al portero, pero se escoró demasiado y su remate acabó en el lateral de la red.

La réplica llegó en otra pérdida en el centro del campo y esta vez el esférico quedó a los pies de Viguera que chutó desde fuera de área y el balón pasó a escasos centímetros del poste izquierdo de la meta de Cuéllar.

Para ese momento, el público, que ya venía predispuesto a mirar con lupa la actuación arbitral, empezó a reprochar a Munuera Montero que llevase señaladas ocho faltas contra el Sporting y ninguna a favor.

Scepovic gozó de la ocasión más clara de la primera parte con un remate de cabeza en el minuto 21 que pegó en el larguero cuando se encontraba en inmejorables condiciones de batir a Gotía.

Desde ese momento hasta el final no hubo ocasiones para ninguno de los equipos y así se llegó al descanso en medio de una enorme bronca porque el árbitro señaló el final de la primera parte sin dejar sacar el córner que había forzado el Sporting.

Los gijoneses salieron mucho más centrados, el control del balón pasó a ser suyo y el peligro empezó a rondar área del Alavés que ya tenía muchos más problemas para mover el esférico y tuvo que recular bastantes metros.

Con el dominio del juego llegó un córner a favor del Sporting que sacó Nacho Cases y despejó la defensa, pero en un rechace el balón llega a Carmona en posición legal por centímetros, pero con Scepovic y Alex Barrera en fuera de juego posicional que la defensa reclamó sin que el árbitro lo señalara, lo que aprovechó el sportinguisa para marcar.

El gol espoleó a los vitorianos que volvieron a lanzarse al ataque y dispusieron de dos claras ocasiones para empatar, pero en esta ocasión la suerte se alió con los gijoneses.

La primera fue una internada de Viguera que centró muy cerrado y el balón se estrelló en el larguero, la segunda en un remate desde fuera del área de Manu García que Cuéllar acierta a tocar lo suficiente para que el balón se estrellase en poste.

Estos eran los minutos más interesantes de partido porque el Sporting también gozaba de ocasiones como la protagonizada por Lora y Alex Barrera que primero no pudo rematar con comodidad mientras que un disparo posterior de Luis Hernández salió fuera.

El público volvió a protestar airadamente la anulación de un gol en un remate de cabeza de Bernardo en el que el árbitro señaló falta de Scepovic en el salto y el sufrimiento se mantuvo entre los asturianos porque los aficionados están muy acostumbrados a que su equipo pierda muchos puntos en los últimos minutos.

En esta ocasión no fue así porque en el tiempo añadido el recién incorporado Isma López se hizo con un balón en el centro del campo y se internó sin oposición para ceder a Santi Jara que sólo tuvo que empujar la pelota para establecer el 2-0 final.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.