0

Jamaica se convirtió en la gran dominadora de la prueba ‘reina’ de la velocidad, los 100 metros lisos, después de que Shelley-Ann Fraser-Pryce emulase a Usain Bolt y se proclamase campeona del mundo con mucha autoridad en la cita que está acogiendo Moscú y donde, por el contrario, el francés Renaud Lavillenie fue la decepción de una jornada sin finales con participación española.

Fraser-Pryce no dio opciones. Desde la salida tomó una rápida ventaja que fue aumentando sin contemplaciones para cruzar la meta del Luzhniki con una buena renta y un sensacional tiempo de 10.71, mejor marca mundial del año, a una céntesima del récord de los campeonatos en poder de Marion Jones.

Por detrás quedó la pelea por la plata y el bronce, honores que correspondieron a la marfileña Murielle Ahoure (10.93), séptima en Londres, y la estadounidense Carmelita Jeter (10.94), que pasó de campeona del mundo a tercera. De este modo, a los Estados Unidos les quedó en esta jornada saborear la victoria de David Oliver en los 110 metros vallas donde se impuso con un crono de 13.00 segundos, mejor marca mundial del año que le dio su primer gran título. Por detrás, su compatriota Ryan Wilson (13.13) y el ruso Sergey Shubenkov (13.24).
Además, la jornada dejó momentos de mucha emoción como el que se vivió en la final de los 400 metros lisos, donde las milésimas se encargaron de decidir para quien el oro, metal por el que pugnaban la británica Christine Ohuruogu y la representante de Botsuana Amantle Montsu, defensora del título, y que se decantó de la primera.

Españoles
En cuanto a la actuación española, lo mejor vino por medio de los discóbolos Mario Pestano y Frank Casañas, que lograron clasificarse para la final, al igual que Angel Mullera en 3.000 obstáculos. De esta manera, Pestano, capitán del equipo español, se convierte en el primer español en alcanzar seis finales mundialistas. Sus 62,80 metros conseguidos en el primer intento -61,79 en el segundo y 62,15 en el tercero- le valieron hora y media de tensión. Con una marca que en condiciones normales le hubiese dejado fuera, el tinerfeño accedió a la final con el décimo tiempo.