Previous Next
0

La pista de atletismo de Magaluf acogió este fin de semana el Campeonato de Balears absoluto, reuniendo a los mejores especialistas sobre el tartán de las Illes, en una cita que a pesar de celebrarse algo más pronto de lo habitual, volvió a dejar actuaciones dignas del evento.

Como principal protagonista del fin de semana se erigió Rubén Fajardo, el júnior del CA Bellver Siurell que, gracias a su talentosa polivalencia, se hizo con un total de cinco medallas, tres de ellas de oro. El discípulo de Sigrid Leidpinsel fue el mejor en los saltos de altura (franqueando 1,85 metros), pértiga (4,10) y longitud (alcanzó los 6,20), y además se colgó el bronce en los 110 vallas (perdió la plata por una centésima llegando relajado) y también colaboró en la plata que su equipo logró en el relevo 4x100.

Otros protagonistas destacados en categoría masculina fueron el también júnior Germán Carreño y Nikolay Ognianov, ambos del CA Pitiús. El primero dominó en los 400 vallas (con 57.95) y el segundo, talento de la velocidad búlgara enrolada desde hace pocos meses en la disciplina de Toni Roig, fue el más veloz en los 100 metros con unos rapidísimos 10.97 segundos. Eso sí, con una ayuda del fuerte viento que sopló en la jornada del sábado, que varió entre los 4 y los 6 metros por segundo, invalidando muchas de las marcas logradas. Además, los dos atletas del Pitiús citados participaron del doblete de su equipo en las pruebas de relevos.

En cuanto al programa femenino, el protagonismo estuvo más repartido entre varias atletas que consiguieron meritorios dobletes en sus especialidades. Uno de los casos es el de María Quetglas (CA Benacantil), la perla júnior de la velocidad mallorquina que reinó en los 100 y 200 metros con marcas de 11.94 y 25.07. Los respectivos vientos de 5.4 y 2.0m/s a favor pueden justificar lo deslumbrante de las marcas, que ya son de primera fila nacional no sólo a nivel júnior sino también a nivel absoluto; pero no pueden cuestionar la gran calidad que atesora la pupila de Juan Sancha.

Otras atletas que se colgaron dos oros fueron Margarita 'Mavi' García, del CM Bikila Mallorca, que en esta temporada de verano añadió sus títulos de 1500 y 5000 al 10000 de marzo; e Isabel Portells, cuyo extensísimo currículum ya alcanza los 60 títulos autonómicos absolutos gracias a sus oros en peso y disco.

No obstante, el dominio de Portells, dado últimamente sobre todo en el sector de lanzamientos, podría encontrar relevo generacional en la figura de Cristina Navarro. La juvenil de CA Manacor, ganadora de cinco oros (los cuatro lanzamientos y longitud) en los autonómicos de su categoría, demostró este fin de semana que entra con fuerza en el ámbito absoluto: se coronó en jabalina alcanzando los 30,30 metros, y sumó sendos bronces en los otros tres lanzamientos.

Además del caso de Navarro, la cita cumbre del calendario autonómico dejó otras actuaciones ilusionantes de atletas aún en categoría escolar. Algunos casos son los de las cadetes Lotta Veile o Júlia Ramón, medallistas en saltos, o la dupla 'marchadora' del Joan Capó Felanitx formada por Margalida Adrover y Caterina Contestí, que coparon el podio en los 5000 marcha. Además, las pruebas de 400 (Mª Lourdes Roca), 800 (Julia Augsburger) y 400 vallas (Aina Hernández) estuvieron dominadas también por atletas aún en categoría juvenil.

Los autonómicos de Magaluf no defraudaron ni en lo deportivo (se lograron 15 nuevas mínimas de participación para los campeonatos nacionales de 2013) ni en lo organizativo. Además de contar con la mejor instalación atlética de Balears en la actualidad, regida por un equipo humano muy competente, y apta para albergar citas de relieve; tanto el colectivo de jueces como la secretaria de la federación desempeñaron sus funciones con precisión y profesionalidad dignas de un evento que resultó un nuevo éxito para la pista 'calvianera'.