El jugador del Caja Segovia Fabián da un pase ante la presión del cierre del Manacor Vadillo, ayer, en el Palma Arena.

0

FISIOMEDIA MANACOR: Toñete, Vadillo, Vega, Lemine y Rubén. También jugaron Jesús Illán, Javi Rodríguez, Joao, Joan y Taffy.

CAJA SEGOVIA: Jesús Herrero, Palomeque, Fabián, Antoñito y José Carlos . También jugaron David, Murga, Sergio y Borja.

Árbitros: Blázquez Sierra y García Donas. Amonestaron a Jesús Illán, Murga, Fabián y David. Expulsaron al local Joao y al portero visitante Jesús Herrero.

Goles:

1-0, minuto 31, Joan.

2-0, minuto 33, Vadillo.

2-1, minuto 36, David. 2-2, minuto 38, José Carlos. 2-3, minuto 39, David.

El Fisiomedia volvió a caer ayer en el mismo error de sus tres encuentros previos y acumuló su cuarto tropiezo consecutivo en el tramo final de un encuentro que prácticamente le deja sin opciones de disputar la Copa de España. Después de afrontar los minutos finales con ventaja de 2-0 en el marcador, el conjunto de Tomás de Dios vio como el Caja Segovia le arrebataba los tres puntos y salió airoso del Palma Arena.

El duelo puso de relieve la igualdad y la necesidad de ambos contendientes en el primer acto en el que el Fisiomedia trató de manejar la posesión ante un adversario que dio buena cuenta de su potencial ofensivo.

Tras el descanso, el Fisiomedia contuvo los arreones del Caja Segovia y abrió el marcador por mediación de Joan al culminar una buena jugada de Taffy. Los isleños no solo mantuvieron la intensidad defensiva, sino que, apenas dos minutos después, Vadillo recogió un balón suelto en el área visitante para ampliar la ventaja del Fisiomedia.

A pesar de la experiencia de los partidos previos, los nervios volvieron a adueñarse del Fisiomedia en el tramo final. David recortó distancias para el Caja Segovia y en el José Carlos aprovechó el desconcierto isleño para empatar el partido con portero-jugador en pista.

El desenlace fue trágico para el Fisiomedia. Joao fue expulsado lo que fue aprovechado por Caja Segovia para marcar el tercer tanto, obra de David, y remontar el partido en apenas cuatro minutos finales.