Imagen del seleccionador español Vicente del Bosque en un entrenamiento. | Kote Rodrigo

0

La selección española buscará su segundo triunfo y el liderato si vence por más de dos goles en el Grupo I de la fase de clasificación al Mundial de Brasil 2014 en Minsk, ante la colista, Bielorrusia, en un partido que comenzará sin Andrés Iniesta, a quien reserva Vicente del Bosque para medirse a Francia, y con Sergio Busquets como central.

El sufrimiento de España en Georgia, en el primer paso hacia la defensa del título en el Mundial de Brasil, mostró que nada será sencillo. Los rivales se encierran ante la actual campeona del mundo y doble campeona de Europa, y en su estreno no fue hasta un gol a última hora de Soldado como conquistó el triunfo.

Del Bosque ha ensayado variantes para una situación similar. Aunque Bielorrusia pretende ser más descarado en su planteamiento, el seleccionador español ha advertido a sus jugadores de la importancia que tiene vencer antes de medirse a Francia, el gran rival por el liderato de grupo que da acceso directo al Mundial.

Soluciones

Las bajas en defensa condicionan el equipo titular de España. Sin los lesionados Carles Puyol y Gerard Piqué, Del Bosque busca pareja para Sergio Ramos. La solución natural es Raúl Albiol pero verle corto de ritmo por la falta de minutos en el Real Madrid ha abierto la opción de retrasar a un medio centro. Sergio Busquets y Javi Martínez entraron en la pelea y el elegido será Busquets.

Aunque el mensaje ha sido no mirar al partido del martes en el Vicente Calderón ante Francia, Del Bosque sí lo hará. Ha decidido reservar a Iniesta, recién recuperado de una lesión muscular, y no forzarle de inicio en Minsk para que comience en Madrid. Su lugar en el equipo titular lo ocupará Santi Cazorla, la sensación del momento en el fútbol inglés con el Arsenal.

Debe decidir Del Bosque regresar al falso nueve o apostar por un delantero centro nato. Desde la final de la Eurocopa ante Italia no ha vuelto a utilizar un dibujo que le condujo al éxito. Es una fórmula para abrir defensas cerradas en la que Cesc Fábregas se perfila titular. En caso contrario sería Fernando Torres el elegido.

El paso en firme hacia el Mundial en una semana importante comienza ante Bielorrusia, la colista del grupo que dejó buena imagen ante Francia y Georgia pero cayó derrotada, y que llega al partido disfrazada con piel de cordero para sorprender a los campeones del mundo y de Europa, al igual que el BATE Borísov hizo recientemente con el Bayern de Múnich en la Liga de Campeones.

Los bielorrusos han perdido los dos primeros partidos en Georgia (1-0) y Francia (3-1), por lo que no tienen apenas margen de error.-