El motociclista mallorquín Pedro Vallcaneras hizo un papel brillante en Le Mans. | Toni B

5

El nombre de Pedro Vallcaneras ya forma parte de la leyenda del motociclismo. El piloto mallorquín entró en los anales del deporte de las dos ruedas al proclamarse campeón del mundo de Resistencia, dentro de la categoría de Superstock. Y lo hizo en un escenario y una prueba míticos. Las 24 Horas de Le Mans, última de las cuatro mangas puntuables para el Mundial de la especialidad, le vieron pisar de nuevo el podio al acabar en segunda posición. Un resultado que les aupó hasta lo más alto de la general toda vez que el certamen internacional concluyó en la jornada de ayer.

De esta forma, Vallcaneras se convierte, junto a Jorge Lorenzo, en el único piloto isleño que puede presumir de ser campeón mundial de motociclismo en una competición de la FIM (Federación Internacional de Motociclismo). El triunfo del equipo alemán Penz13 Kraftwerk Herpigny Racing -patroneado por Rico Penzkofer- en el Campeonato del Mundo de Resistencia 2012 aúpa a Pedro Vallcaneras hacia la élite mundial a lomos de su BMW S1000RR. No en vano, esa marca y esa estructura apostaron por él a principio de temporada tras dejar buena muestra de sus dotes para esta exigente modalidad en su etapa en el equipo Folch Yamaha, exponente nacional en la Resistencia y plataforma de lanzamiento para Pedro Vallcaneras, que para 2013 ya traza un horizonte ligado al bloque que le ha llevado a lo más alto del motociclismo mundial.

Vallcaneras, jubto al holandés Arie Vos, el estadounidense Jason Pridmore y el belga Gian Mertens, afrontraba las 24 Horas de Le Mans (Francia) con la necesidad de sumar el máximo número de puntos para lograr el título mundial. La exigencia de la prueba fue máxima, yendo Pedro y sus compañeros de menos a más. Las plazas de podio eran su hábitat natural, pero en el último tercio de carrera, Vallcaneras y el Penz13 se situaban al frente de la carrera en Superstock (en la clase EWC, el SRC Kawasaki se hizo con la victoria en Le Mans y Suzuki con la corona mundial).

Esfuerzo

Jason Pridmore sufría una avería y una salida de pista que les hacía perder terreno, aunque con horas por delante, Pedro y su equipo levantaron el vuelo y lograron atar la segunda posición final, con 809 vueltas, por las 810 del Louit Moto 33 francés.

De esta forma, el equipo de Vallcaneras sumaba 33 puntos que les permitían alcanzar los 102 (33 en Bol d'Or, 25 en Doha y 11 en Oschersleben), lejos de los 90 del 3D Endurance Moto Center francés, a la postre subcampeón mundial. Y de paso, firmar otro hito balear.