1

El potencial olímpico de Balears va más allá de los resultados y el renombre de los que serán sus exponentes en Londres 2012. La ausencia de última hora de Rafael Nadal, abanderado y exponente mediático de nuestra 'Armada' ha dejado en una docena de integrantes la embajada isleña en la capital británica. Dos menos que hace cuatro años en Pekín, y tres respecto a los quince que representaron a España y al archipiélago en Atenas. Eso sí, se fija la tercera mejor marca, por detrás de 2004 y 2008, ubicándose por encima incluso de los once de Barcelona 92.

La fuera de nuestra Comunitat dentro del mapa olímpico español sigue presente, siendo en Londres la octava región con mayor número de representantes de nuestro país, lejos del casi centenar que presenta Catalunya o la treintena de Madrid. El País Vasco, Andalucía o la Comunitat Valenciana superan la veintena de deportistas clasificados, con Canarias y Murcia superando levemente (14 y 13, respectivamente) a Balears, que por contra rebasa a otras zonas con tradición y más peso poblacional como Galicia, Asturias y las dos Castillas.

Si hace cuatro años Balears fue la región con mayor número de deportistas olímpicos por habitante (uno por cada 68.710), el cálculo realizado a partir del último censo publicado por el INE, en enero de 2011, deja al archipiélago como la cuarta Comunidad Autónoma en proporción de deportistas olímpicos por habitante, con uno por cada 92.759.

Catalunya, la potencia por excelencia, vuelve a estar en posiciones de cabeza en este ránking, con uno cada 86.662 (contará con 87 deportistas en el grueso de las modalidades), aunque es Cantabria la que firma el mejor promedio (uno por cada 84.731), destacando Navarra (uno por cada 91.721). En este ránking, las islas pasan por delante del País Vasco, la Comunitat Valenciana o incluso Madrid, segunda en el global, aunque supone una tercera parte respecto a Catalunya.

La mezcla entre juventud y experiencia se conjuga en la docena de isleños. La mitad de ellos han pasado por la Escola Balear de l'Esport (EBE), que mantiene así su cuota olímpica.