El Valeriano reitera en su renuncia

CATI MOLL. «Nuestra decisión no ha cambiado, pues el Govern todavía nos debe dinero; o cobramos todo, o no seguimos en la Superliga», asegura la presidenta del club

|

Valorar:
preload
Cati Moll, junto a Bep Llorens, en una imagen de archivo.

Cati Moll, junto a Bep Llorens, en una imagen de archivo.

SERGE CASES

El Valeriano Allès Menorca persiste en su intención de no competir en la Superliga femenina del voleibol nacional. Así lo decidió en la junta celebrada anoche, según explicó tras la misma la presidenta de la entidad, Cati Moll. «Nuestra decisión de renunciar a la Superliga se mantiene intacta, pues consideramos que las circunstancias no han cambiado; únicamente hemos cobrado una parte de la deuda del Govern, por lo que nuestro problema sigue siendo el mismo», resaltó la dirigente de Ciutadella.

Recordar que el Valeriano Allès comunicó semanas atrás su decisión de no continuar en la liga de la que es vigente bicampeón debido a la añeja deuda del Govern para con la entidad, relativa a temporadas anteriores. Por medio de una toma de razón contraida por el Ejecutivo con una entidad bancaria, el club consiguió desbloquear una parte de esa deuda el lunes anterior (86 mil euros), «pero seguimos igual, sin cobrar todo», abunda Moll.

Después de más de dos horas de reunión, marcada por un encendido debate al respecto, la directiva del Valeriano ha optado por no variar su posición. La presidenta explica que «ha habido diversidad de opiniones, pero hemos optado por la prudencia. Los números no salen y no podemos salir en estas circunstancias». «Lo primero que haremos cuando recibamos el dinero, que aún no lo tenemos, será cumplir con los pagos a proveedores, pero hasta ahí llegamos», desvela la dirigente, «pues no tenemos ninguna garantía de las condiciones en que saldríamos, y no queremos hacerlo debiendo dinero», añade.

Cuestionada por el escenario competitivo que aguarda al actual campeón nacional de no aparecer en Superliga, Moll asegura que «es un tema que todavía no hemos abordado. La discusión y la junta han venido motivadas para definir si seguimos o no en Superliga. Considerando que tenemos de plazo hasta el 19 de julio, ya pensaremos en ello». Aunque Moll recuerda que para que se produzca un viraje en la postura del club, «debemos cobrar todo lo que nos debe el Govern. En temporadas anteriores ya hemos arriesgado saliendo en según que condiciones, y no queremos repetir». «En una semana quizá tengamos claras algunas cosas, pero nuestra idea es inamovible; o cobramos todo lo que nos debe el Govern, o no seguimos en Superliga», zanjó Moll.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.