Vista del entrenamiento del Real Madrid efectuado en las instalaciones de Valdebebas. | Efe

0

El Real Madrid inaugurará en Gijón, contra el Sporting, la decimoquinta jornada de Liga con el objetivo de mantener la distancia que le separa del Barcelona de cara al inminente clásico.

El Madrid de Jose Mourinho no quiere perder la ventaja que mantiene sobre el Barcelona, sobre todo pensando en el clásico del Bernabéu del próximo día 10 de diciembre, por lo que el entrenador portugués ha blindado al equipo tratando de concienciar a sus jugadores de que la prueba ante el Sporting puede ser más dura de lo que piensan. El Sporting de Manolo Preciado está en puestos de descenso y viene de recibir un doloroso 4-0 en casa del Levante, por lo que intentará por todos los medios dar un aldabonazo a su trayectoria ganando al Real Madrid.

Bajas

Los azulgranas, con la baja de Adriano, reciben, precisamente, al Levante, que da muestras de que su momento en la Liga no ha pasado y que quiere dar guerra mucho tiempo. Ganar o puntuar en el Camp Nou sería la confirmación definitiva de los granotas, que siguen en puestos de Liga de campeones.

El Valencia-Espanyol es otro de los grandes enfrentamientos de la jornada. Los de Unai Émeri parecen haber encontrado la senda de la efectividad y quieren seguir siendo alternativa a los dos grandes, por lo que no pueden dejar escapar un solo punto de su estadio. El Espanyol viene de perder en casa ante Osasuna.

También se jugará el sábado el Racing-Villarreal, que vendrá marcado para los locales por la ausencia del dimitido técnico argentino Héctor Cúper. La reacción cántabra no puede esperar más tiempo para que la distancia con la salvación no se haga inviable. El Villarreal también está con la alarma encendida y no puede hacer regalos.

Otro derbi

La mañana del domingo será testigo del otro derbi madrileño, del Atlético de Madrid-Rayo. Igualados a dieciséis puntos y en el centro de la tabla, los tres puntos serán una importante patada hacia arriba en busca de otros objetivos. El Real Sociedad-Málaga y el Osasuna-Betis vienen marcados por las urgencias de los de San Sebastián y Sevilla, que tienen a sus respectivos técnicos en el alambre. Málaga y Osasuna quieren seguir subiendo enteros. Bajo los mismo términos se jugará el Mallorca-Athletic. Los isleños no pueden fallar en su casa.