n Casi 5 horas. Del Potro y Ferrer protagonizaron una intensa batalla, de casi 5 horas, que se decidió en el quinto set. Fue el mejor duelo de la jornada. | MARCELO DEL POZO

0

En un partido épico, después de 4 horas y 43 minutos de una lucha frenética, cuerpo a cuerpo, David Ferrer amarró un punto, el segundo, que acerca la Quinta Ensaladera para el tenis español. Tras un duelo extraordinario contra el argentino Juan Martín del Potro y resultado por 6-2, 6-7 (2), 3-6, 6-4 y 6-3, España ya ha puesto el cava a enfriar...

En el primer duelo de ambos en tierra batida, Ferrer completó la faena de la Armada en una primera jornada espectacular. El duelo no tuvo nada que ver con el que abrió la tarde. De la falta de intensidad en el choque de Nadal, se pasó a un partido de alto standing que se resolvió después de casi cinco horas de sudor.

Ahora, España se sitúa con 2-0 en la eliminatoria. Solo en una final un equipo fue capaz de remontar tal situación adversa. Data el hecho de 1939, cuando Australia dio la vuelta a esa ventaja que había adquirido el primer día Estados Unidos en el enfrentamiento que se jugó en Pensilvania.

Nadie después ha sido capaz de esa remontada.

David Ferrer arrancó como un tiro y no perdonó en el primer asalto. Del Potro despertó en la segunda manga. En el quinto juego, Argentina logró su primera rotura en la final. Pudo enmendar el español la situación con un break para empatar a 4 y llevar el desenlace al desempate, que ganó el de Tandil (7-2).

En el tercer capítulo, apareció de nuevo Del Potro, que consolidó su ventaja (6-3) tras firmar un parcial de 4-0.

Entonces, Ferrer tiró de épica para igualar la contienda (6-4) y mandar la noche al quinto set, donde la primera raqueta argentina acusó el esfuerzo.

David Ferrer rompió el saque del sudamericano en el cuarto juego y puso el triunfo de cara.