Peris capitanea la exhibición del pelotón isleño

| | Palma |

Valorar:
preload
La Platja de Palma volvió a ser punto de encuentro para centenares de corredores llegados desde toda Europa, testigos y protagonistas directos de una Copa de Europa que volvió a cumplir con las expectativas en lo deportivo. g

La Platja de Palma volvió a ser punto de encuentro para centenares de corredores llegados desde toda Europa, testigos y protagonistas directos de una Copa de Europa que volvió a cumplir con las expectativas en lo deportivo. g

10-10-2011

Alemania y España volvieron a dirimir un nuevo pulso en el arranque de la Semana Internacional de Másters. La Copa de Europa volvió a ser testigo de una brillante batalla en la que los germanos vencieron de forma ajustada (3-2), aunque la cota local se dejó ver. Y de qué manera. El habitual circuito con epicentro en la Platja de Palma (11'5 kilómetros) capitalizó de nuevo las emociones y el frenético ritmo de carrera firmando en las diferentes mangas, dejó ver que todos iban en muy en serio.
Los Másters 50 y 55 fueron los primeros en abrir fuego. El promedio de 43'5 firmado sobre 57'5 kilómetros condujo a una llegada en la que un quinteto se distanció en la recta de meta. El alemán Ulrich Rottler fue el más veloz (1:19:10), por delante del ruso Sergey Fadeev. Ambos se repartieron los títulos en 55 y 50, dejando otra vez al intratable Wladimir Gottfried a las puertas de un oro que se le resiste, mientras Tolo Quetglas no lograba colocarse en la puja por el podio.
Estrategia
Los que no defraudaron fueron los protagonistas de la carrera estelar. En 30 y 35 (80'5 kms. a 43'4 km/h), la representación balear era amplia. Y con serias opciones. Y Javier Peris capitalizaba muchas miradas, haciendo valer su regularidad en las últimas ediciones. Anduvo resguardado en la parte trasera del grupo el mallorquín, esperando a los giros decisivos para avanzar y meterse en el grupo bueno tras neutralizarse una fuga de diez unidades que planteó batalla al pelotón. Lanzado el esprint, Alberto Sánchez, Peris y el alemán Renzo Wernicke, junto al corredor del CC Cala d'Or Francisco Robles, lo dieron todo, y por este orden atravesaron la doble línea blanca. Los oros quedaban en manos españolas, y el de Másters 35 hablaba mallorquín de la mano de Peris. Por contra, el cajón de los veteranos 30 era plenamente nacional (Alberto Sánchez, Francisco Robles, Jordi Fernández, Jorge Rodríguez e Israel Núñez). El sexto y séptimo lugares en sus categorías de Sebastià Perelló y Raúl Jiménez, además del octavo de Rafel Miralles, premiaron al pelotón isleño.
En la línea de salida de la carrera de los más veteranos (60 y 65) se citaron nombres ilustres que volaron en la Platja de Palma (38'9 km/h). El holandés Andre Zijlmans logró un triunfo indiscutible, con 26 segundos sobre Josef Reis, Fred de Kinkelder, Joop Ribbers y Vladimir Batta, que se repartieron la gloria en Másters 60. Benny Petersen les siguió para reinar en 65, por delante de los mallorquines Joan Gelabert y Fermín Andrés, plata y bronce. El vértigo se apoderó de la prueba para 40 y 45 (43 km/h), en la que una caída rompió el grupo en varias secciones. Los alemanes Jens Volkmann y Uwe Kalz se escabulleron y entraron de la mano en meta, cerrando una Copa de Europa para enmarcar.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.