0

El tenista serbio Novak Djokovic y la danesa Carolina Wozniacki, actuales número uno del mundo, debutaron en el Abierto de Estados Unidos con sendos plácidos triunfos ante el irlandés Conord Niland y la mallorquina Nuria Llagostera, respectivamente. Cabe destacar que Rafael Nadal ha iniciado su participación en el torneo la pasada madrugada ante el kazajo Andrey Golubev.
Djokovic no encontró oposición alguna en el desconocido Niland, al que barría de la pista por 6-0 y 5-1, cuando tras 44 minutos de juego, el jugador irlandés, 197 del mundo que provenía de la fase previa, decidió retirarse por lesión.
En segunda ronda, Djokovic se medirá al vencedor del partido entre Pere Riba y el argentino Carlos Berloq, que resolvieron su partido de madrugada.
Más problemas encontró en el cuadro masculino David Ferrer en su primer partido en el que vio las caras con su amigo Igor Andreev. El de Jávea afrontó este partido infiltrado debido a una fascitis plantar en el pie izquierdo y con molestias toen su mano izquierda. Ferrer se fue rehaciendo, encontrando su juego e impuso finalmente su ley para superar a Andreev por 2-6, 6-3, 6-0 y 6-4.
También tuvo que remontar Verdasco, que doblegó al finlandés Jarkko Nieminen.
La sorpresa de la jornada la protagonizó el ruso Mikhail Youzhny, semifinalista el pasado año, quien cayó en esta primera ronda ante el genial e irregular jugador letón Ernsts Gulbis por 6-2, 6-4 y 6-4.
El francés Jo Wilfred Tsonga superó en al jugador de Taipei Yen-Hsun Lun por un triple 6-4; mientras que el suizo Stanislas Wawrinka se deshizo de Máximo González.
El austríaco Jurgen Melzer avanza también en el cuadro tras superar al francés Eric Prodon por 6-2, 7-6(4) y 6-2, al igual que el argentino Juan Ignacio Chela (24), que apenas estuvo 27 minutos sobre la pista 13, ya que cuando vencía por 3-1 al australiano Matosevic abandonó lesionado.
En el cuadro femenino, Nuria Llagostera no pudo sorprender a la número uno mundial, Caroline Wozniacki, y cayó por 6-3 y 6-1, tras 1 hora y 20 minutos de partido. La mallorquina trató de oponer resistencia, pero el buen momento por el que atraviesa la danesa se lo puso muy difícil.