0

Con un salto al agua el capitán del «Moonbeam IV», Michael Creach, celebró la victoria de su barco al ser el vencedor en la categoría de Época en la última etapa del XXVII Trofeo «Almirante Conde de Barcelona», que concluyó ayer.

En una jornada de mucho calor, de viento constante, los participantes hicieron el recorrido más largo en la historia del Trofeo, según informaron los organizadores de la regata en un comunicado.

El viento apareció cuando se le esperaba y la regata transcurrió con plena normalidad para dar a los vencedores el sabor de la victoria.

En la general de réplicas de barcos de Época, el «Kelpie» ocupa el segundo lugar tras la victoria del «Moonbeam IV», que dejó en tercer sitio al «Mariquita», a pesar de que éste último ganó la última prueba de ayer.

En la categoría de Época MB, el «Peter» ganó la competición general y dejó en segundo puesto al «Enterprise», que venció en la regata de ayer, mientras que el «Argyll» ocupa el tercer puesto.

«The Blue Peter» ganó la regata de ayer y en la general en la clasificación de Época MC, y dejó detrás al «Rowdy» y el «Hallowe'en».

En clásicos Ri, el «Bella Creola» venció tanto en la prueba de ayer como en la general, dejando lejos al «Mar Menor» y al «Tichy Don».

En Clásicos, el vencedor absoluto fue el «Radha General», que demostró su liderazgo total ante el «Belisa» y el «Running Tide».

En la clase Dragón, «Dino» quedó en tercer lugar a pesar de haber ganado la cuarta prueba de ayer, pero «Adair» lidera la general, seguido del «Rogue».

El «Dirdam» se coronó como el vencedor en la general de la clase SOT, aunque la regata de ayer la ganó el «Ragnar», que quedó segundo en la general.

Mientras los regatistas competían entre ellos, una veintena de artistas, que tuvieron cuatro horas para plasmar su particular visión de la náutica en una obra concursaron en la XII edición del concurso de Pintura Rápida.

La dinámica de «caricatura por elemento recicable» siguió con buen ritmo, gracias a las participación de regatistas y visitantes que llevaron hasta el «village» de la regata bombillas, fluorescentes, leds, pilas, baterías, ordenadores y móviles a cambio de una caricatura, cuyo coste se donará a la asociación de padres de niños con cáncer de Baleares (Aspanob).