El reserva Sessions y el peor equipo de la liga pueden con los Lakers

| Los Angeles |

Valorar:

Si había alguna duda de la crisis de juego en la que habían entrado de nuevo los Lakers de Los Angeles en la recta final de una gira de siete partidos, quedaron despejadas con la tercera derrota consecutiva que sufrieron ante los Cavaliers de Cleveland, el peor equipo de la liga.

El descanso del Fin de Semana de las Estrellas, que además va a tener a Los Angeles como sede, con el Staples Center de escenario del encuentro, debe servirle de reflexión a los campeones de liga para buscar soluciones a su juego y recuperar su condición de favoritos para revalidar el título de liga.

Pero eso será el futuro, el presente es que cayeron derrotados ante el peor equipo de la liga y sin que pudiesen controlar las acciones ofensivas del escolta reserva Ramon Sessions, que iba a ser el máximo encestador de su equipo con 32 puntos y ocho asistencias.

La victoria permitió a los Cavaliers (10-46) vengarse de la humillante derrota que sufrieron el pasado 11 de enero cuando en el Staples Center perdieron por paliza histórica de 112-57.

Los Cavaliers no hicieron mucho mejor juego que el desarrollado hace más de un mes en Los Angeles, pero sí se encontraron con unos campeones de liga que jugaron muchísimo peor, especialmente su estrella el escolta Kobe Bryant, que ha perdido su mejor toque de muñeca y el instinto «asesino» de gran estrella.

Sin Bryant inspirado, se quedó con sólo 17 tantos, y sin juego de equipo, al final el único que los mantuvo en la lucha por el triunfo hasta los últimos segundos fue el ala-pívot español Pau Gasol, que logró un doble-doble de 30 puntos con 20 rebotes, su primer 20-20 en lo que va de temporada.

Mientras que los Cavaliers tuvieron junto a Sessions a cuatro jugadores que anotaron dobles dígitos y como equipo consiguieron un 47 por ciento de acierto en los tiros de campo, comparado al 43 de los Lakers.

El ala-pívot Antawn Jamison aportó un doble-doble de 19 puntos con 10 rebotes y un tapón, mientras el pívot J.J.Hickson también lo imitó al encestar 13 puntos y capturar 15 balones bajo los aros.

El escolta Anthony Parker iba a convertirse en el director del juego de los Cavaliers al conseguir 18 puntos y repartir nueve asistencias.

Aunque los Lakers intentaron reaccionar en los últimos minutos para remontar una desventaja de hasta 10 puntos, sólo pudieron acercarse a dos (99-97) porque Parker y Sessions respondieron con dos puntos cada uno desde la línea de personal y ahí se acabó toda la reacción de los Lakers.

Gasol fue sin discusión el líder de los Lakers, pero sus 41 minutos en el campo y la gran aportación individual que hizo no fue suficiente para evitar la derrota.

El jugador de Sant Boi anotó 8 de 15 tiros de campo y 14-14 desde la línea de personal, capturó 10 rebotes defensivos y otros 10 ofensivos, además de repartir tres asistencias.

Sin embargo, Bryant se quedó con sólo 8 de 25 tiros de campo. El base Derek Fisher aportó 19 puntos, pero no tuvo buen control del balón, como el resto del equipo para perderlo 19 veces, algo que volvió a «enfurecer» al entrenador Phil Jackson.

El ala-pívot de los Lakers, Lamar Odom, que concluyó el partido con seis puntos y seis rebotes, reconoció que la derrota no era algo positivo, pero no estaba preocupado porque sabían lo que tenían que hacer para mejorar.

De momento, los Lakers han dejado de ser el equipo a batir en la competición regular y su marca es sólo la tercera mejor de la Conferencia Oeste (38-19).

Ficha técnica:

104 - Cleveland Cavaliers (29+22+23+30): Williams (-), Parker (18), Hickson (13), Jamison (19), Eyenga (10) -cinco inicial-, Moon (1), Hollins (8), Gibson (3) y Sessions (32).

99 - Los Angeles Lakers (21+25+25+28): Bryant (17), Fisher (19), Bynum (6), Artest (1), Gasol (30) -cinco inicial-, Odom (6), Blake (5), Walton (-) y Brown (15).

Arbitros: Michael Smith, Kane Fitzgerald y Bill Kennedy. Señalaron faltas técnicas a Bryant y Bynum, de los Lakers. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Partido de la jornada de baloncesto profesional de la NBA, que se disputó en el Quicken Loans Arena, Cleveland, ante 20.562 espectadores.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.