0

Dieciocho de los mejores trotones del mundo disputan esta tarde el Prix d'Amérique. Esta gran clásica del trote francés llega a su edición número noventa con las fuerzas muy igualadas y con tres favoritos claros. Su dotación de 1 millón de euros en premios la convierte en la carrera europea más generosa. El ganador de la edición de 2010, Oyonnax, ha pasado en sólo un año de ser un ganador sorpresa a figurar entre uno de los claros caballos a batir, siempre de manos de Sébastien Ernault.

Entre los aspirantes, destaca Ready Cash, aunque ha demostrado que es capaz de lo mejor y lo peor, mientras que Maharajah defenderá el pabellón del trote sueco como único representante nórdico.

La sesión dominical la adereza la presencia del mejor potro nacido en Balears, Trébol, que se estrena la mítica ceniza parisina. Disputa hoy a las 16.55 horas el Prix Charles Tiercelin, un grupo II europeo con 110.000 euros en premios en el que se enfrentará a los mejores cuatro años franceses y a cuatro destacados productos italianos coetáneos.

Finalmente el potro de Patrick Pascual, Up Chancen GM, se alineará esta tarde a las 17.55 horas en el Prix Leopold Verroken, una competicíon europea para potros de tres años con unas ganancias inferiores a los 80.000 euros.
Ayer, los representantes isleños en la cita internacional para amateurs llegaron lejos de las plazas remuneradas. Tanto Pilar Estelrich con Or du Chatelet como Carlos Cruellas con Orchidée Rouge salieron bien y se situaron en la mitad del grupo del Prix de Saint Claude. En el momento decisivo pagaron el esfuerzo inicial. Cruellas fue décimo en la llegada (1.16) y Pilar Estelrich cruzó duodécima.

Por otra parte, Rapide Lebel ganó su Prix d'Amérique particular y demostró ayer por qué se le considera el mejor caballo francés del momento. Brilló en el Prix de Luxembourg, una de las mejores pruebas que se le permite correr este invierno en Vincennes por su condición de castrado.