El ciclista del equipo Astana, Alberto Contador celebra su victoria en la sexta etapa del Dauphiné. | Reuters

0

El español Alberto Contador (Astana) se adjudicó la sexta etapa de la prueba francesa Dauphiné Libéré disputada hoy, entre Crolles y la mítica estación de Alpe d'Huez y por su parte el ciclista esloveno Janez Brajkovic (RadioShack) sigue al frente de la clasificación general.

Contador, vencedor también en el prólogo, invirtió en el viaje de 151 kilómetros 4 horas, 31 minutos y 3 segundos; mismo tiempo que su compañero de ascensión a la estación de Alpe d'Huez, el esloveno Janez Brajkovic (RadioShack) que sigue al frente de la general seguido ahora de Contador, primer líder de la prueba, a un minuto y 41 segundos.

La jornada respondió a la expectación que había despertado, por aquello de que el final estaba en la montaña mítica de Alpe d'Huez, en la que los grandes campeones quieren poner en sus vitrinas el trofeo de la victoria en esa meta y con ello confirmar el buen estado de su equipo ya que el día anterior el vencedor era su compañero Daniel Navarro.

Contador, la nueva joya del ciclismo español, junto a sus compañeros de equipo dejó claro camino de Alpe D'Huez que e encuentra en un gran momento de forma para afrontar su reto que no es otro que lograr su tercer Tour de Francia.

La jornada no fue nada fácil, ni para Contador ni para el líder de la carrera Brajkovic, compañero del estadounidense Lance Armstrong -vencedor en siete ocasiones del Tour de Francia- debido a los numerosos ataques que se produjeron prácticamente desde el comienzo.

Fue una etapa propia del Tour de Francia, con altos como el Glandon, Cucheron y la Fontraines. Puertos que sirvieron muy pronto para romper la carrera, pero los aspirantes al podio final supieron controlar.

La etapa fue una guerra entre tres equipos: Radioshack para defender el liderato de Brajkovic, el Astana de Contador y Cervélo para lograr los laureles de la jornada.

Contador ganó la partida a sus rivales y, gracias al gran trabajo de su equipo, cruzó la meta de Alpe d'Huez en primera posición, imponiéndose en su duelo particular a Janez Brajkovic, que dio un paso de gigante para conseguir la victoria más importante de su carrera desde que debutará como profesional en el año 2005.

Fue una etapa propia del Tour de Francia, especialmente en su parte final, aunque el protagonismo en la primera parte de la misma se la llevaron otros corredores con sus escapadas, entre ellos los españoles Oscar Pujol (Cervelo) y Egoi Martínez (Euskaltel Euskadi).

Fugas que no fueron a ninguna parte, ya que, especialmente, las escuadras de Astana y Cervelo, mantuvieron un bonito duelo con el RadioShack del líder Brajkovic que se limitaron a seguir a rueda de Contador.

La subida a Alpe d'Huez fue una exhibición de Contador. El último ganador del Tour, segundo en su cuenta, fue el que marcó el ritmo ante un Brajkovic que se pegó a su rueda y no la soltó en ningún momento e incluso con llegaron otros corredores como el polaco Sylvester Szmyd (Liquigas) y el belga Jurgen van den Broeck (Omega).

Contador miraba por el rabillo del ojo para controla la situación y, a pesar de los numerosos cambios de ritmo, no se dejó sorprender, para irse en el tramo final con el líder y rematar la excelente faena al imponerse en la estación de Alpe d'Huez.

Con este triunfo el conjunto kazako suma ya catorce triunfos en lo que va de temporada, de los cuales ocho los ha conseguido Contador que, con esa victoria, presentó sus credenciales para el Tour de Francia que es su gran objetivo.

Mañana se disputará la séptima y última etapa entre las localidades de Allevard les Bains y Sallanches, de 150 kilómetros.