Carlos Montes de Oca|SEVILLA
Gregorio Manzano compareció con cara de circunstancias en la sala de prensa del Ruiz de Lopera y mostrándose preocupado por el hecho de volver a tener que afrontar un partido con el marcador en contra a las primeras de cambio. El técnico espera que en el grupo no se instale la 'psicosis' por este tema ya que no es ni mucho menos aislado esta temporada. «Llevamos una secuencia de partidos en los que empezamos a jugarlos cuando estamos en contra del marcador y esto me da que pensar y espero que esta situación no llegue a crear una especie de psicosis al equipo, pero es verdad que se está repitiendo y es un tema que quiero que en los próximos partidos no ocurra más. Es muy difícil hoy día en Primera remontar y el que marca primero tiene un porcentaje muy elevado de ganarlos. Esta cuestión se nos ha repetido ya en cuatro de los siete partidos jugados hasta ahora. En el descanso hemos ido en contra del marcador y es difícil de solucionar en la segunda parte. En varias ocasiones se ha paseado el balón cerca de la portería, pero no tenemos ese hombre que nos hubiera permitido acortar distancias en el marcado y meternos otra vez en el encuentro», reflexionó el entrenador del Mallorca.

En su reflexión posterior a la derrota ante el Betis, Manzano comentó que el primer gol que se encajó nada más empezar, condicionó sus planes. «Preparé el choque para que se desarrollara de otra manera. A partir del minuto 20 los planes empezaron a desarrollarse cuando superamos el golpe del primer gol, dominamos el partido y tuvimos el balón, pero ya lo estábamos haciendo con el marcador en contra. Al final, dentro de lo que era una derrota por la mínima, me hubiera gustado llegar con este marcador al final del primer tiempo, pero volvieron a anotar y con el dos a cero el partido se le puso muy bien al Betis», comentó Gregorio Manzano. El entrenador señaló también que en la segunda parte su equipo volvió a brillar. «En la reanudación estuvimos muy encima del partido, creamos ocasiones, pero nos cuesta marcar y ellos aguantaron el resultado y en una contra sentenciaron. Fueron justos vencedores ya que tuvieron ocasiones y las materializaron.