0
Tolo Jaume El empate ante el Betis dejó ayer un poso amargo en el vestuario mallorquinista, donde reinó la sensación de haber dejado escapar dos puntos en el ONO Estadi. Los futbolistas del Mallorca aprecian que sólo falta la pizca de suerte para materializar las ocasiones que se crean y aprecian que la distancia de tres puntos sobre los puestos de descenso aún no es preocupante.

Ibagaza
El centrocampista admitió que el vestuario tiene «un sabor amargo» por haber cedido un empate y advirtió que «está claro que se han perdido dos puntos por la manera en la que se ha desarrollado el encuentro». Ibagaza mostró no estar preocupado por los tres puntos que separan al Mallorca del descenso y al respecto comentó que «duermo tranquilo en mi casa y no miro esas cosas porque sólo pienso en el próximo partido». El mediapunta analizó que «tenemos ocasiones y nos falta materiailzarlas porque luego el rival se agranda. El único peligro era por la izquierda y en un buen cabezazo han logrado el empate, lo que te obliga a ir a remolque». Ibagaza abandonó ayer las labores de enganche con la delantera para escorarse a la derecha y sobre su ubicación explicó que «siempre que uno juega trata de sentirse cómodo y adaptarse a lo que le manden. Me tocó en la derecha e hicimos un buen partido con muchas situaciones y concretamos una, mientras que ellos en una jugada aislada lograron el empate». La falta de puntería se vislumbra como el principal problema rojillo e Ibagaza considera que Güiza recuperará el olfato: «Los delanteros viven del gol y rachas. Dani tiene un momento difícil porque no está concretando, pero debe estar tranquilo porque se hace todo una bola y él tiene todo nuestro apoyo».

Ramis
El central pobler reconoció que «hemos hecho un buen partido y nos hemos puesto en ventaja, pero después no hemos sabido pararlo». El defensa mallorquinista, que ayer formó pareja con Sergio Ballesteros ante la ausencia por sanción del portugués Nunes, analizó que «hemos salido con una mentalidad ganadora y desde el primer minuto fuimos a por el partido. Hemos tenido muchas ocasiones y no hemos conseguido marcar, pero con una pelota difícil y en un remate flojo han logrado empatarnos». Además, también añadió que «el equipo ha estado bien plantado teniendo el balón y creo que nos merecíamos la victoria». Sobre la distancia que separa al Mallorca del pozo, Ramis opinó que «quedan muchas jornadas y lo cierto es que el equipo necesita una victoria y a ver si la conseguimos el próximo domingo. Acerca de su renovación con el club que preside Vicenç Grande explicó que «falta otra reunión y hay que llegar a un acuerdo en todos los temas. Firmaré encantando porque me quiero quedar».

Güiza
El delantero jerezano achacó el empate a la falta de suerte que siempre hace falta para materializar las ocasiones que se generan en cada partido y analizó que «el equipo ha hecho un partidazo y ha creado ocasiones para meter tres o cuatro, pero no estamos teniendo mucha suerte de cara al gol. No metemos y nos llegan una vez y empatamos». El punta andaluz asumió con resignación su sequía goleadora y valoró que «cuando la pelota no quiere entrar, no entra» y explicó que «hay que seguir trabajando igual y lo único que tenemos que estar es más metidos en los entrenamientos y después tener acierto de cara a la portería».