0

Un solitario gol de Sergi sirvió al Alcúdia para derrotar al Alaior en un partido trabado y poco vistoso. Los visitantes demostraron ayer en Alcúdia sus malos resultados fuera de casa, donde sólo han ganado un partido y han empatado otro de los doce que ha disputado.

El Alcúdia fue el dominador del choque aunque sin crear demasiado peligro sobre el portal menorquín. El solitario gol de Sergi al filo del descanso dio tranquilidad al juego local, que hasta el momento no había sido efectivo.

En la reanudación, el Alcúdia buscó un segundo gol que le diese tanquilidad. Éste no llegó pero el Alaior tampoco puso en aprietos a la defensa local.