0
José Rodríguez Tres goles de Bernat Roig sirvieron al Cala d'Or para derrotar al Manacor en un gran encuentro y a la vez sumar tres valiosos puntos que le alejan aún más de la zona caliente de la tabla clasificatoria.

El Cala d'Or jugó ayer ante el Manacor el que probablemente fue el mejor partido de la temporada en casa, ya que el rival no era fácil y el Manacor está demostrando esta temporada que es un duro rival fuera de su campo.

El protagonista del partido fue Bernat Roig, auténtica pesadilla para la defensa rival y para el meta del Manacor, Vives, al que logró marcarle los tres goles.

El Cala d'Or salió conectado al encuentro desde el minuto uno y las ocasiones no tardaron en llegar, pero hasta el minuto 28 Bernat Roig no lograría el primer tanto y habilitaría la ventaja local con la que se llegó al descanso del choque.

En la reanudación hubo tres minutos que fueron determinantes para la resolución del partido, puesto que de nuevo Bernat Roig en el 62 y 65 marcaba dos goles y dejaba el partido visto para sentencia. Fueron unos minutos locos, pues el Manacor dos minutos más tarde del tercer gol de Bernat Roig, lograba acortar la ventaja en el macador por mediación de Edu.