0

Raúl G. Rumayor|SANTANDER
Un gol del burundés Mohammed Tchité dio la victoria al Racing ante el Almería y acabó con la racha positiva del cuadro andaluz (que acabó con dos hombres menos) y de su portero Diego Alves, que fue batido después de 667 minutos sin encajar un gol.

El resultado hizo justicia con lo visto en el terreno de juego, ya que el conjunto cántabro dispuso de muchas ocasiones pero se topó con el acierto de Alves.

Marcelino, como ya había anunciado, presentó un once inicial de gala sin reservar a nadie para el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey que disputará e Racing el jueves en Getafe, con el recuperado Munitis en el banquillo para darle unos minutos antes de ese trascendental encuentro copero.

Los cántabros dominaban y creaban peligro aprovechando la movilidad y velocidad de Tchité, que traía en jaque a Santi Acasiete.