0

Francisco Àvila|BARCELONA
El fútbol del Barca sigue creciendo partido a partido y sigue presionando al Real Madrid, después de darse un baño de confianza ante el Levante, al que derrotó por 5-1 con una actuación estelar de Samuel Eto'o (3 goles) y de Leo Messi (1 gol, 2 asistencias), quien fue determinante en la reacción del equipo.

Los de Frank Rijkaard resolvieron en una espléndida segunda mitad en la que crearon multitud de jugadas ofensivas. Desde que el equipo cuenta con todos sus efectivos, en concreto con sus cuatro delanteros estelares, el Barca ha encadenado ocho goles en los últimos dos partidos y ha olvidado su falta de gol durante muchos partidos.

Por una vez, la felicidad fue completa en el Camp Nou, a pesar de que el Barca le regaló un penalti al Levante en el primer tiempo que permitió el 1-1 en el minuto 40. Fueron unos minutos de descontrol defensivo, el único borrón del equipo barcelonista en todo el partido, subsanado por Leo Messi.

Jugó el equipo de Rijkaard unos minutos iniciales interesantes. Gracias a la fluidez de Iniesta y de Xavi en la medular y a la movilidad de la tripleta ofensiva: Ronaldinho, Messi, Eto'o, los azulgrana llegaron con claridad.