La barrera africana

David Bustos aspira en su estreno a alargar su gran momento de forma con una plaza en las semifinales de 1.500

| Londres |

Valorar:
David Bustos, en una imagen captada en la villa olímpica.

David Bustos, en una imagen captada en la villa olímpica.

Fernando Fernández

Para el atletismo balear, la jornada de hoy quedará grabada para siempre en la historia. El autor de una de las mayores gestas que este deporte recuerda en las islas entra en escena en unos Juegos Olímpicos. La recompensa a una mínima labrada a base de sacrificio y el justo premio por la medalla de bronce en el Europeo de 1.500 metros que permitió a David Bustos certificar su pasaporte para Londres.

En su primera presencia olímpica (en Pekín estuvo como invitado por el COI), el atleta del ADA Calvià saldrá a la pista del estadio de Stratford en la segunda de las tres series programadas (21:15, hora española). Bustos presenta una marca de 3:34.77, aunque no descarta nada en función del ritmo que se le quiera imprimir a la carrera. Los seis primeros de cada una de las tres series, junto a los siguientes seis mejores tiempos, acceden a las semifinales del domingo, el gran reto que se ha planteado el mediofondista isleño, que recoge el testigo de Mateu Cañellas en la distancia y es el primer atleta mallorquín en pruebas olímpicas de pista (Toni Peña corrió el maratón en Atenas 2004).

La barrera que marquen los atletas africanos será la que delimitará las posibilidades de David, que llega a Londres 2012 con la intención de disfrutar de la experiencia y aprender de cara a Río 2016, cuando se ve con posibilidades de pelear por cosas importantes. Pero Bustos, a la vez que prudente, también es ambicioso, y no descarta poder dar la campanada y plantarse en la final, pues llega en buenas condiciones y con la moral por las nubes ante la experiencia que está viviendo.

El balear tendrá que vérselas en su serie con atletas que esta temporada presentan incluso registros inferiores al 3:30, como el keniata Silas Kiplagat (3:29.63) y muchos de ellos que las rozan y en otros momentos las han mejorado, caso del saudí Mohammed Shaween, el marroquí Amine Laalou o el turco Ilham Tanui Ozbilen. El resto presenta números similares a los de Bustos, lo que hace factible la posibilidad de ver al deportista isleño corriendo las semifinales olímpicas de los 1.500 metros.

En el resto de las mangas, los atletas africanos son los que aterrizan en Londres con las mejores credenciales en forma de marca, destacando la exigencia que se prevé en la primera de las tandas. El keniata Asbel Kiprop es el único que ha bajado de 3:29 (3:28.88), pero en 3:30 también se encuentran el argelino Taoufik Makhloufi.

Con la presión y autoexigencia de darlo todo, David Bustos encara su puesta de largo olímpica en una de las disciplinas en las que España siempre ha tenido cuota de protagonismo, más allá de Fermín Cacho. La competición de 1.500 metros se iniciará a las 21:05 (hora española) y en ella, además del atleta del ADA Calvià, entrarán también en liza Álvaro Rodríguez (primera serie, 3:34.109 y Diego Ruiz (tercera, 3:35.16).

Programa de hoy

Por otra parte, la keniana Vivian Cheruiyot, una atleta de 1,53 metros de estatura y 39 kilos de peso, y el polaco Tomasz Majewski, un coloso de 2,04 metros y 132 kilos, aspiran a colgarse hoy las primeras medallas de oro en la competición olímpica de atletismo. Cheruiyot, que logró el año pasado el único doblete de los Mundiales de Daegu (5.000 y 10.000), se enfrentará en la final directa de 10.000 a la campeona olímpica, irunesh Dibaba. Todo un clásico enmarcado en la ancestral rivalidad entre Kenia y Etiopía por la supremacía del fondo. El lanzador Majewski quiere dar la campanada, pero tendrá rivales de la talla de Christian Cantwell, Reese Hoffa y Ryan Whiting, los únicos que han superado esta temporada los 22 metros.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.