Previous Next
0

Objetivo cumplido. La cuarteta de persecución aseguró el primer diploma para el ciclismo en pista español en el velódromo del Parque Olímpico al obtener la sexta plaza en las clasificatorias de la modalidad, con una marca de 4:02.113 que queda un poco lejos de las expectativas del equipo, que pasaban por batir el récord nacional (4:01.717) y acercarse a la barrera de los cuatro minutos. Los baleares David Muntaner y Albert Torres asumieron el mando del grupo en momentos claves, pero una sorprendente Dinamarca (3:58.298, con Michael Morkov como estilete) y la siempre presente Rusia (3:59.264) se interpusieron entre los baleares, además de Pablo Aitor Bernal y Sebastián Mora, y el trío de cabeza habitual. En él brillaron con luz propia los anfitriones. Gran Bretaña hizo enloquecer a los presente con 4.000 metros de vértigo, tras los cuales batieron su propio récord mundial y olímpico con un registro de 3:52.499. Casi diez segundos menos que España. Australia también volaba, pero se tenía que conformar con la segunda plaza (3:55.6949 y Nueva Zelanda atrapaba la tercera (3:57.607), por delante de Dinamarca, Rusia y España, que dejaba a más de un segundo y medio a su más inmediatas perseguidoras, Colombia (4:03.712) y Holanda (4:03.818).

Así, en la primera ronda de persecución por equipos (hoy, a partir de las 17:18, hora española), los ganadores de los cruces Australia-Nueva Zelanda y Gran Bretaña-Dinamarca lucharán por el oro. Los perdedores caerán junto con los otros seis, y en función de los tiempos que se fijen se establecerán las finales por plazas. Es decir, que los dos más rápidos, a excepción de los finalistas olímpicos, protagonizarán el enfrentamiento por el bronce, al que aspira España, y el resto dirimirán los cruces por la quinta y la séptima plaza, este último el resultado obtenido por la cuarteta nacional en Pekín 2008.

España abrirá fuego en la primera ronda ante Colombia, mientras que Rusia se las verá con Holanda. Muntaner, Torres, Mora y Bernal intentarán establecer una de las dos mejores marcas -a excepción de las de los dos finalistas por el oro- para mantener vivo el sueño de bronce (la final también se disputa hoy), aunque el diploma ya está en el bolsillo.

Por otra parte, el equipo de Gran Bretaña de sprint batió el récord del mundo al terminar con un tiempo total de 42.727 en la primera fase. Antes, el equipo formado por Jason Kenny, Philip Hindes y el abanderado británico Chris Ayer había batido el récord olímpico en la fase de calificación, con un tiempo de 43.065. Así, Gran Bretaña bate un récord que estaba en posesión de Alemania, que tenía una marca de 42.914.