Celebraciones de los aficionados rusos tras ganar a España. | Youtube: CGTN

Un aficionado ruso pagó cara su efusiva alegría tras la victoria ante España y acabó siento golpeado brutalmente por dos agentes de policía del país anfitrión del Mundial.

El aficionado empezó a saltar encima de un furgón de la policía mientras celebraba el pase de su selección a los cuartos de final de la competición mundialista, cuando dos agentes lo interceptaron.

Para reducirlo, los policías lo tiraron al suelo para golpearlo de forma reiterada con sus porras. Mal final para una noche de fiesta.