Celebración del mallorquín. | Reuters

El histórico gol de Marco Asensio, el primero de un mallorquín en la fase final de un Mundial de fútbol, ha sido especialmente celebrado en Mallorca, su tierra natal. Ni en la Isla ni en ningún rincón de España ha pasado desapercibido el tanto, el segundo en la cuenta anotadora de la selección española en su prolífico debut mundialista de Qatar. Muchos, tras ver la repetición, se han realizado la misma pregunta: qué nos quiere decir el futbolista balear con sus manos en la celebración.

Las fotografías del encuentro muestran al delantero de España reproduciendo un gesto con los dedos. La razón la encontramos, precisamente, en aquello que explicó hace poco el madridista, que según él mismo admitió, es un «romanticón». Hace unos meses Marco Asensio anunció su próximo enlace matrimonial con la modelo Sandra Garal.

En los círculos bien informados de la capital asumen que la suya es una de las relaciones más sólidas y consolidadas del vestuario blanco. Buena muestra de ello es la dedicatoria del gol anotado contra Costa Rica, que a través de las cámaras va directamente para su pareja.

Noticias relacionadas

Así cuando marca, como esta vez en Qatar, Asensio realiza un signo con los dedos que simboliza el infinito. Amor infinito para Sandra Garal, a quien conoció en un reservado de un local, donde ella trabajaba de relaciones públicas y al que fue a tomar algo.