Joan Mir, en una reciente imagen con Suzuki. | Suzuki Ecstar

Joan Mir está de vuelta. El piloto mallorquín, campeón del mundo de Moto3 y MotoGP, viajará a Australia para correr en Phillip Island la antepenúltima carrera de la temporada 2022 y en las filas de Suzuki. El isleño ha recibido el alta médica tras recuperarse de la fractura en el tobillo derecho que sufrió tras una espectacular caída en el Gran Premio de Austria, el pasado mes de agosto, y podrá estar en la salida del trazado oceánico el fin de semana del 14 al 16 de octubre.

Tras someterse a una electromiografía, con el fin de comprobar el estado de los músculos y los nervios del tobillo dañado, Mir recibió el visto bueno de su equipo médico para competir, algo que intentó en el Gran Premio de Aragón, pero tras probarse en la Q1, optó por no correr. Así, podrá despedir la temporada y su etapa en Suzuki antes de enrolarse en el equipo Repsol Honda, como compañero de box de Marc Márquez.

«Parece que todo está mejorando y me alegró mucho escuchar las últimas noticias de los médicos después de mi última revisión», comentó el balear tras conocer el parecer de los médicos. «La lesión parece estar sanando bien y el trabajo de recuperación que he estado haciendo ha valido la pena. Todavía no estoy al 100%, pero siento que es hora de volver porque la situación es mucho mejor que en semanas anteriores. Quiero pasar estas tres últimas carreras de la temporada con mi equipo, así que espero sentirme bien sobre la moto y poder pilotar bien», añadió el 36.