Imagen de la salida del Gran Premio de Qatar de MotoGP. | Efe

0

El tejano circuito de Austin acogerá este fin de semana la segunda cita del calendario del Mundial de Motociclismo con el atractivo de que, después de casi año y medio, no domina en la categoría de MotoGP el catalán Marc Márquez (Repsol Honda), que busca revancha en este Gran Premio de Las Américas tras su fallo en Losail.

El de Cervera se situó por primera vez líder en el campeonato de la categoría 'reina' un 14 de julio de 2013 y. desde esa fecha, nadie había logrado descabalgarle de esta posición en una racha que le ha llevado a ganar dos títulos consecutivos.

Sin embargo, y en contra de lo previsto, el catalán falló en la primera carrera del año. En la primera curva, Márquez se salió y, aunque evitó caerse, se quedó muy atrás y su intento de remontada finalizó en una quinta plaza, de la que se quiere desquitar en Austin.

En el lado contrario estaba Valentino Rossi (Yamaha). El italiano, a sus 36 años, tampoco salió bien, pero fue pasando rivales hasta ganarle el mano a mano a su compañero Jorge Lorenzo y, sobre todo, a las Ducatis de Andrea Dovizioso y Andrea Iannone, que mientras mantengan sus ventajas, se presentan como reales amenazas.

De este modo, prácticamente cinco años después, 'Il Dottore' volvió a mandar en la clasificación de una categoría que ha conquistado en siete ocasiones, reafirmando su deseo de dar más pasos adelante para ser un serio contendiente a una décima corona mundial.

Sin embargo, Austin se presenta como un serio desafío para las 'M1'. Las características del trazado parecen favorecer más a las Honda y a un Márquez que tiene especiales buenos recuerdos en este circuito, donde ha dominado en las dos anteriores visitas.

Así, el español se ha llevado la 'pole' y la carrera, tanto en 2013, esta la primera en su periplo en MotoGP, como en 2014, ambas por delante de un Dani Pedrosa que se ausentará de este Gran Premio tras volver a pasar por el quirófano por sus problemas en el antebrazo y será sustituido por el japonés Hiroshi Aoyama.

Yamaha, en cambio, no ha rendido tan bien y sólo tiene a su favor el podio de hace dos años de Jorge Lorenzo. El balear ofreció buen rendimiento en Losail y dejó claro que será un rival más duro que el año pasado, pero también debe recuperar terreno después de acabar cuarto en Catar tras una carrera que llegó a liderar.

Peores resultados tiene Rossi en Austin, octavo en 2014 y sexto en 2013, por lo que intentará salir airoso de una de las citas más difíciles de la temporada y acercarse más al podio animado por su primer triunfo.

Además, tanto a Honda como a Yamaha les ha salido un nuevo competidor con las 'GP15 Desmosedici' que cumplieron lo que hacía presagiar la pretemporada. Ducati colocó escoltando a Rossi en el podio a sus dos pilotos y en Texas quiere confirmarse como una tercera opción seria al binomio Honda-Yamaha. Sin tanto poderío, en 2014, Andrea Dovizioso fue tercero, un resultado que demuestra que las motos italianas van bien en este circuito.

En cuanto al resto de españoles, Pol Espargaró (Yamaha) querrá mantenerse en el 'top 10' tras ser noveno en Losail, mientras que su hermano Aleix y Maverick Viñales buscarán seguir recortando distancias con la nueva Suzuki. Héctor Barberá volverá a ser la 'Open' a batir y Alvaro Bautista (Aprilia) tratará de acabar después de irse al suelo en la salida de pista de Márquez y que le provocó un monumental enfado con su compatriota.