El español Jorge Lorenzo, durante la sesión de clasificación del Gran Premio de Inglaterra. | Efe

0

El español Jorge Lorenzo (Yamaha), tercero en los entrenamientos oficiales del Gran Premio de Gran Bretaña de MotoGP, declaró que es una pena el rendimiento del neumático duro porque el circuito de Silverstone se le «da bien».

En cualquier caso, el piloto mallorquín rebajó la diferencia de más de un segundo del viernes a tres décimas de este sábado al cambiar la puesta a punto de su Yamaha y logró ser tercero después de ser undécimo en los libres.

«El viernes era difícil de mejorar la diferencia que teníamos con estos neumáticos tan duros de detrás, pero, poco a poco, cambiando el 'setting' (puesta a punto), hemos podido adoptar el mejor 'setting' para estos neumáticos con respecto ayer», explicó.

«Vamos a ver si en el 'warm up' (calentamiento) tenemos tiempo de dar un pasito más, pero será difícil. Estos neumáticos nos perjudican, con los neumáticos del año pasado iríamos bastante más rápidos», argumentó Lorenzo, que añadió: «Pero ya que los neumáticos no van a cambiar, hay que intentar adaptar el 'setting' lo mejor posible para que funcionen lo mejor posible».

Lorenzo señaló: «Es una pena porque este circuito se me da bien y la Yamaha ha mejorado en muchos puntos con respecto al año pasado pero este neumático nos fastidia mucho».

«El circuito esta bastante peor que el año pasado con menos 'grip' (agarre) y más bacheado», dijo.

Sobre sus expectativas de cara al domingo declaró: «He corrido muchas carreras y a veces he esperado mucho de una carrera y no ha salido tan bien y al contrario».

«Mañana pueden pasar muchas cosas. No hay que tirar la toalla, hay que intentar estar cerca del primero y si por lo que sea tenemos oportunidad de ganar, intentarlo. Si no, dadas las circunstancia y un podio sería muy bueno», añadió.

Lorenzo reveló: «Estoy muy contento por el trabajo hecho por Yamaha porque la moto es mejor, pero sí que necesitamos el neumático más blando en los laterales».