El pilot Jorge Lorenzo celebra su segunda plaza e el Gran Premio de Australia. | Reuters

1

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), campeón del mundo de MotoGP al concluir segundo el Gran Premio de Australia disputado en Phillip Island, en donde su único rival, Dani Pedrosa se fue al suelo, reconoció que estaba «satisfecho, pero ha sido un título mucho más duro de lo que nadie se pueda imaginar esta temporada».

«Ya en su momento, cuando conseguí el primer título mundial de MotoGP, para mí fue muy grande igualar a Alex Crivillé en la categoría reina del motociclismo y poder superarlo es todavía una sensación mucho mayor, que no puedo ni expresar en una temporada que ha sido muy dura y, además, después de la lesión que sufrí en este mismo circuito el año pasado y que sembró una serie de dudas sobre cuál sería mi rendimiento», manifestó Lorenzo.

«Al final todo ha ido bien y he conseguido cinco o seis victorias, mucha regularidad durante todo el año y salvo en Holanda, y no por culpa mía, siempre he estado entre los dos primeros y siempre he sabido gestionar en dónde estaba mi límite para no cometer errores», reconoció el campeón del mundo de MotoGP 2012.

Lorenzo reconoció que «aquí, en Australia, sabía que tenía algo más de posibilidades de ser campeón que en Malasia».

«Pero también es verdad que estaba preparado para esperar hasta Valencia, aunque una vez que ha comenzado la carrera tenía la esperanza de poder seguir a Casey -por Stoner- y después de unas vueltas me he dado cuenta de que no podría ser», dijo.

Al ser preguntado sobre la caída de Dani Pedrosa, el campeón del mundo dijo que por ello «no ha hecho falta esperar hasta Valencia, pero la verdad es que es el único error que ha cometido en todo el año», para continuar analizando la situación pues «sin la lesión de Casey tampoco se puede saber muy bien qué es lo que hubiese sucedido, igual que con lo de Dani en Misano, pero el campeonato es muy largo y hay que estar concentrado todo el año».

En cuanto a la carrera en sí, explicó que no había tenido tiempo para pensar en el título. «He estado todo el tiempo muy concentrado, no he tenido ninguna oportunidad de pensar en el campeonato», aseveró.

Jorge Lorenzo explicó que para él ha sido muy importante ver un documental sobre el expiloto de Fórmula Uno francés Alain Prost en el que hablaba de la importancia de saber dónde estaban los límites de cada uno y por ello afirmó: «cuando no sabes dónde están tus límites hay muchas posibilidades de que te pase algo y es cierto que cuanto más sabes donde está tu límite más fácil es saber en dónde puedes mejorar».

Sobre sus rivales, tanto de Casey Stoner como de Dani Pedrosa, el campeón del mundo de MotoGP 2012 reflexionó: «Somos rivales pero también somos personas y nos tenemos mucho respeto, tanto con Dani como con Casey, al que le deseó un futuro feliz tras abandonar las carreras y en el caso de Pedrosa -por su caída- me imagino que para él éste será un momento duro, pues tantas veces ha luchado por el título y no lo ha conseguido, pero seguro que lo acabará consiguiendo».

En cuanto a su futuro inmediato, aparte de disfrutar esta noche en Australia de una buena juerga, Jorge Lorenzo aseguró que no pensaba en ganar títulos, sino en «mejorar y crecer como piloto». «A lo mejor no gano ningún título mundial más, o sí», señaló.

Para la próxima temporada, aunque le gustaría cerrar la presente «con una victoria en Valencia», Jorge Lorenzo dijo que «por supuesto, Dani será un rival muy difícil y tanto Márquez como Rossi serán fuertes desde el principio».