Mas agradeció en una nota el trabajo de su directiva, de los clubes y todos los estamentos del motociclismo balear. | Pere Bota

4

Pedro Mas ha dejado de ser presidente de la Federación Balear de Motociclismo (FBM). El dirigente, que accedió al cargo tras las elecciones de 2014 y renovó la confianza de los clubes en 2016, presentó su dimisión y renuncia al cargo ante su junta directiva y la Direcció General d'Esports alegando razones de índole familiar y personal, unidas a otros de carácter laboral.

Esos condicionantes le impiden dedicar el espacio temporal necesario a la territorial, por lo que ha decidido presentar su dimisión. Provisionalmente, el vicepresidente Rafael Cañellas se pondría al frente de la FBM hasta la convocatoria de nuevas elecciones.

Mas agradeció en una nota el trabajo de su directiva, de los clubes y todos los estamentos del motociclismo balear.

El hasta hoy presidente de la FBM ocupó, además, la presidencia de la gestora de la Federación Española hasta hace unos meses y fue parte activa en la organización de los homenajes a los campeones del mundo de MotoGP y Moto3, Jorge Lorenzo y Joan Mir, por sus títulos de 2015 y 2017.