REFILE -CORRECTING BYLINE Yamaha MotoGP rider Jorge Lorenzo of Spain makes a wheelie after crossing the finish line during the Malaysian Grand Prix in Sepang, October 10, 2010. Lorenzo clinched his maiden MotoGP world title with a third-place finish at the Malaysian Grand Prix on Sunday. REUTERS/Samsul Said (MALAYSIA - Tags: SPORT MOTOR RACING) | Reuters

0

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) buscará en el circuito portugués de Estoril, escenario de la penúltima carrera de MotoGP de la temporada, reencontrarse con la victoria, que se le niega desde la carrera de la República Checa y que sería la tercera en el circuito luso.

Lorenzo no sabe lo que es acabar segundo en el Gran Premio de Portugal desde que comenzase su singladura en el campeonato del mundo de MotoGP, en 2008, año en el que ganó la prueba portuguesa para volver a repetir en 2009, en esa ocasión con el mejor tiempo de entrenamientos oficiales también en su zurrón.

La clásica pista próxima a Lisboa es muy del agrado del piloto de Yamaha, matemáticamente campeón del mundo de MotoGP de 2010, quien de volver a vencer este fin de semana en Estoril conseguiría su tercer triunfo consecutivo en este circuito.

Después del largo periplo transoceánico, que ya dejó sentenciado el título en favor de Jorge Lorenzo, los principales pilotos de MotoGP sólo buscan la gloria de una victoria que les permita cerrar la temporada con el mejor sabor de boca posible, aunque para algunos todavía esté por cumplir el objetivo de proclamarse subcampeón mundial, como es el caso del también español Dani Pedrosa.

El piloto oficial de una de las dos Honda RC 212 V pintada con los colores de la petrolera española Repsol, ha tenido algo más de tiempo para recuperarse de su intervención quirúrgica de clavícula y su infructuoso intento de disputar el Gran Premio de Australia debe dar paso a un positivo retorno en Portugal, en donde comienza su cuenta atrás para no verse desbancado de la segunda plaza por el australiano Casey Stoner, veintitrés puntos menos, o el italiano Valentino Rossi, 31 puntos menos.

Pedrosa tiene la necesidad de recuperar cuanto antes el rendimiento que le permitió adjudicarse dos victorias consecutivas en Indianápolis y San Marino y ser segundo en Aragón para poner incluso en aprietos al propio Jorge Lorenzo, hasta que un fallo mecánico le produjo la caída de Japón, en la que se fracturó la clavícula y le apeó de la pelea por el título.