El piloto italiano Valentino Rossi estrecha la mano de su compañero español Jorge Lorenzo, durante la presentación de sus nuevas motos para la temporada 2010, en el circuito de carreras de Sepang. | AHMAD YUSNI

2

El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha) reconoció que después de tanto tiempo de inactividad le ha costado «bastante» encontrar su ritmo, después de que el mallorquín realizara hoy, junto con el resto de pilotos de MotoGP, una primera toma de contacto en el circuito malayo de Sepang, que acoge los primeros test de pretemporada.

«Después de una pausa tan larga, hoy me ha resultado bastante difícil encontrar mi ritmo. Al comienzo día ha sido difícil, pero poco a poco he empezado a sentirme más cómodo y a mejorar. Por la tarde he mejorado aún más y me he acercado al piloto de delante, así que al final me he sentido satisfecho con nuestro trabajo», explicó Lorenzo, que marcó el quinto mejor tiempo de la jornada.

Respecto a su nueva Yamaha, el mallorquín señaló que «no es completamente diferente a la de la pasada campaña», pero que «los pequeños detalles la hacen más fácil de conducir», lo que valoró como «importante».

Por otra parte, el subcampeón del mundo de 2009 se refirió al primer día de trabajo con su nuevo director deportivo, Wilco Zeelenberg, asegurando que se ha sentido «bien» con él. «Es un ex piloto y, por tanto, hemos podido compartir mucha información y me ha podido dar buenos consejos», apuntó.

Rossi, primero

El piloto italiano Valentino Rossi (Yamaha), nueve veces campeón del mundo de motociclismo, dominó la primera jornada de entrenamientos de pretemporada en el circuito de malayo de Sepang, que dio el pistoletazo de salida a MotoGP.

'Il Dottore' estrenó la nueva M1, que fue presentada a primera hora de la mañana, y firmó un mejor crono de 2.01.411, un registro que se queda a casi un segundo de su 'pole position' del año pasado (2:00.518).

El de Urbino superó al australiano Casey Stoner (Ducati) en 491 milésimas del mejor tiempo tras completar 42 giros en los que se centró en probar el nuevo carenado y las horquillas de su Desmosedici.

Además, el veterano piloto estadounidense Colin Edwards no tardó en adaptarse a la nueva M1 del Monster Yamaha Tech 3. Así, fue el último piloto en rodar por debajo de 2.02 y con 2.01.932, se quedó a sólo 30 milésimas de Stoner.

El veterano Loris Capirossi (Suzuki), que fue el primero en salir a pista, cerró esta primera tanda con el cuarto mejor registro, a 0.170s. del Campeón del mundo.