Teresa Perales y Xavi Torres se abrazan tras la medalla de la aragonesa. | Javier Alonso (RNE)

0

Xavi Torres volvió a lanzarse a la piscina del Centro Acuático de Tokio en su segundo concurso en los que ya son sus séptimos Juegos Paralímpicos. Tras nadar la final de los 150 metros estilos SM4 y lograr el diploma, el veterano nadador mallorquín, de 47 años se probó en los 200 metros libre (S4).

Tras acabar sexto en la segunda serie, con una marca de 3:25.84, se tuvo que conformar con el décimo lugar en el global, quedándose fuera de la final. Ahora, el viernes 3 finalizará su concurso con los 50 metros españda S4.

El balear fue protagonista de una de las imágenes del día, cuando felicitó a su amiga Teresa Perales por la medalla lograda este lunes, que la convierte en toda una leyenda del deporte paralímpico español.

La plata de Teresa Perales, unida a otra igual de su compañera Nuria Marqués, mantuvo la racha positiva de la delegación española en la séptima jornada de competición de los Juegos Paralímpicos de Tokio, en los que con veinte preseas España es undécima en el medallero.

Perales, que ha acudido a los Juegos Paralímpicos de Tokio mermada por una lesión en el hombro izquierdo que se produjo en el Europeo de Madeira el pasado mes de mayo, conquistó la medalla de plata en los 50 metros espalda, clase S5.

La nadadora aragonesa, que hizo la plusmarca nacional en la distancia, accedió a la final con el cuarto mejor tiempo de las series de clasificación (44.54) y en la final mejoró notablemente ese registro para parar el crono en 43.02, solo por detrás de la china Dong Lu, que, con 37.18, estableció un nuevo récord del mundo.

Las opciones que había era entrar en medalla pero una cosa es lo que he soñado y lo que he trabajado. Venía muy tocada del hombro. Lo estamos recolocando porque se coge con pinzas y me voy a operar una semana después de llegar a España. Esta medalla casi roza el milagro y la voluntad humana», confesó la nadadora al término de la prueba.