El español Albert Torres Barceló compite en la prueba de ómnium masculino de ciclismo de pista durante los Juegos Olímpicos 2020. | Enric Fontcuberta

0

Albert Torres no pudo lograr el objetivo del diploma, ni pelear por las medallas en el Omnium, la primera de las dos pruebas que disputa en los Juegos Olímpicos de Tokio en el Velódromo de Izu. El de Ciutadella calentó de cara a la gran cita del sábado en la Madison, formando pareja con el castellonense Sebastián Mora, y se mostró especialmente activo en la eliminación y en el tramo final de la puntuación, aunque se tuvo que conformar con el décimo puesto, con 84 puntos, cerca del octavo y el diploma, pero a distancia del grupo delantero, que se jugó las medallas en un desenlace de vértigo.

Ya de inicio, en el scratch, el británico Matthew Walls y el francés Benjamin Thomas quisieron marcan terreno respecto al resto de rivales. A Torres le costó entrar y perdió vuelta, acabando en el puesto 15 y obligado a crecer en un tempo que mantuvo la tónica de la primera prueba. A Thomas y Walls se les unió el neerlandés Jan van Schip y el menorquín intentó recortar distancias, ganando vuelta para sumar 20 puntos y escalar en la clasificación hasta ser décimo.

Le quedaba margen de maniobra para pelear por el diploma al corredor balear del Movistar Team, que en la eliminación aguantó el ritmo de los candidatos a las medallas, entre ellos el defensor del título olímpico, el italiano Elia Viviani. En una prueba ajetreada y neutralizada en dos ocasiones resistió entre los siete más regulares para situarse duodécimo en la general, a la par que Viviani y Walls protagonizaban un vibrante esprint.

En la puntuación, Albert fue de menos a más. Es un escenario en el que se siente cómodo el menorquín, pero la batalla por la medalla y los que luchaban por plazas de diploma generaron mucho tráfico. El alemán Kluge fue de los más activos y junto al bielorruso Karaliok encadenó vueltas ganadas.

En la segunda mitad, Torres se mostró incisivo. Mientras los favoritos a medalla se vigilaban estrechamente, el menorquín lo probo hasta en tres ocasiones. La última, junto al danés Larsen y el neozelandés Stewart, interesado en el podio, fue la buena. Ganaron vuelta, recogió el balear buenas sensaciones y el oceánico se instaló en el podio.

El británico Walls se limitó a controlar desde la distancia, con el oro ya adjudicado (153 puntos), mientras que al neozelandés Campbell Stewart le salió bien la alianza con Torres para escalar al segundo peldaño del cajón y colgarse la plata (129), rebasando al italiano Elia Viviani (124), bronce y sin posibilidad de reeditar el oro de Río.

Albert Torres finalizó en décima posición, con 84 puntos y buenas sensaciones de cara a una Madison en la que junto a Sebastián Mora afrontan una gran oportunidad para entrar de manera definitiva en la leyenda. Y dar a Balears otra medalla, la que sería la segunda para Menorca tras el bronce del regatista Joan Cardona en Finn. Por ahora, gastó la primera bala en el Omnium, pero esos minutos sobre la pista pueden tener un valor añadido ante la final de americana.