Imagen del mallorquín Jaime Mateu.

3

La irrupción del skateboarding en la escena olímpica tendrá acento mallorquín. El que pondrá Jaime Mateu (Palma, 1995), uno de los tres representantes españoles en la modalidad de Park, que entrará en competición en la madrugada del jueves (2:00, hora española, con las finales a las 5:30) con las preliminares que darán paso a la final que repartirá las primeras medallas de esta especialidad como modalidad del programa olímpico.

Tokio 2020 abre la puerta a nuevas especialidades y el Parque de Deportes Urbano de Ariake será testigo de la entrada en escena de un deportista que rompe todos los estereotipos, pero que es un icono mundial en el mundo de la tabla, con miles de seguidores en las redes sociales. Mateu reside en la actualidad del Torrelavega y se ganó el derecho a estar en los Juegos a través del ránking de Park, basándose en grandes resultados como el cuarto puesto del Mundial de 2019, o posiciones delanteras en mangas de la Copa del Mundo.

«Ojalá esta oportunidad sea un escaparate para promocionar el ‘skate’», comenta Mateu, que llega a Japón con la intención de hacer valer su estilo agresivo y espectacular sobre la tabla «para intentar estar delante, aunque hay rivales de mucho nivel», refiere el palmesano, que disfruta «al máximo esta experiencia» y está maravillado «por la Villa y el ambiente que hay», comenta, destacando el momento en que pudo conocer y fotografiarse con Pau Gasol. «Estar en la final es un objetivo, pero lo que quiero es hacerlo bien y que mi actuación deje un buen recuerdo», prosigue Jaime Mateu.