El mallorquín Marco Asensio avanza con el balón controlado. | MOLLY DARLINGTON

0

España se enfrenta este sábado a Costa de Marfil en unos cuartos de final en los que los de Luis de la Fuente tendrán delante a un equipo sólido en defensa, por lo que solucionar los problemas de cara a puerta será la clave para estar en la lucha por las medallas.

42 disparos en los tres partidos de la fase de grupos y solo dos goles. Un 4,76 por 100 de acierto goleador que hizo que España sufriera en exceso para meterse en las eliminatorias, hasta el último segundo contra Argentina, a pesar de dominar el balón y disponer de oportunidades de anotar en cada partido.

Evitada Brasil en cuartos y sin cruzarse con una Alemania con más historia que nombres en estos Juegos Olímpicos, algo que se demostró porque se quedó fuera en la fase de grupos, el rival es una Costa de Marfil a la que ni mucho menos se menosprecia dentro del vestuario español.

Las selecciones africanas acumulan cinco medallas olímpicas -entre Nigeria, Camerún y Ghana- en siete torneos sub-23 (sub-24 en Tokio por el aplazamiento debido a la pandemia) y siempre son un rival temible.

Poderío físico

Sin ir más lejos, Costa de Marfil logró empatar con Brasil y Alemania gracias a su poderío defensivo, físico y con Frank Kessie, del Milan, como faro de su juego. Doble pivote en el centro del campo para dar más solidez al equipo.

Para contrarrestarlo, España, además de mejorar de cara a puerta, deberá encontrar la mejor versión de Pedri para suplir la baja de un Dani Ceballos que todavía, tras el esguince de tobillo de grado II que sufrió en el debut frente a Egipto, no está para jugar.

Por su parte, Óscar Mingueza, lesionado también en el estreno, ya está recuperado de las molestias musculares en la parte posterior del muslo izquierdo y estará de nuevo de inicio por el sancionado Óscar Gil. Así lo confirmó Luis de la Fuente en la víspera.

«Óscar (Mingueza) no creo que tenga ningún problema para jugar mañana. Ayer se entrenó con normalidad y hoy esperemos que también lo haga. Y lo de Dani es increíble. Mejora por horas. Está muy bien, no va a estar para mañana (hoy), es muy difícil, pero lo que pueda pasar a corto plazo es impredecible. Su mejoría y el trabajo que están haciendo con él el doctor y el fisio es espectacular», dijo ante los medios.

Luis de la Fuente se centró en el aspecto goleador como clave para pasar a semifinales.

«Para ganar partidos hay que meter goles y tengo la tranquilidad de que generamos muchas ocasiones y producimos mucho juego, situaciones favorables, pero nos falta el tener el acierto para terminarlas con gol. Pero va a llegar. Vemos entrenar a los jugadores y tienen esa frescura para definir, en el partido no hemos encontrado aún ese punto, pero va a llegar porque lo hacemos en los entrenamientos», declaró.

Eso sí, el seleccionador no quiso hablar de que el fútbol esté siendo injusto con ellos durante el torneo por el hecho de que dominen los partidos y no ganen con tranquilidad.

De la Fuente analizó a Costa de Marfil: «Es uno de esos equipos desconocidos para el gran público. Una selección muy fuerte físicamente, con jugadores de mucha calidad y que juegan la mayoría en grandes clubes».