Alba Torrens, durante el partido de este jueves. | Reuters - BRIAN SNYDER

0

Alba Torrens era el rostro de la felicidad y la satisfacción por el trabajo bien hecho en un duelo clave para el futuro de España en los Juegos Olímpicos de Tokio. La alero de Binissalem, máxima anotadora del encuentro ante Serbia con 25 puntos, recordó que en este torneo, «cada partido es una final, pero hoy lo más importante es cómo hemos jugado, las sensaciones del equipo», explicaba en zona mixta.

Noticias relacionadas

El valor de doblegar a la campeona de Europa da más valor al triunfo, el segundo de Alba y sus compañeras en Saitama. «A Serbia les tengo un gran respeto y para ganarlas hay que hacer un trabajo muy serio. Y se ha realizado, además de vencer con este marcador. Pero también valoro que en los momentos más dificiles hemos sabiido remontar y aguantar», proseguía la de Binissalem.

Sus prestaciones tras la forzada ausencia en el Eurobasket y en su retorno a las filas de la selección son una bueña señal para Alba, quien tiene claro que «al final, lo que vengo es a aportar lo máximo, buscando las sensaciones y la forma de sumar para el equipo. Poco a poco he cogido esas sensaciones tras ese parón, pues costó volver, y ahora día a día vamos mejorando, sin bajar la guardia, buscando las mejores vibraciones para dar el máximo para conseguir las victorias en un torneo en el que cada una tiene su valor», refería Torrens.