Imagen de las medallas olímpicas de Tokio 2020. | Efe -

1

Colgarse una medalla en unos Juegos Olímpicos no tiene precio. ¿O quizás sí? El prestigio, la repercusión mediática y el orgullo de lograr la gloria olímpica tras muchos años de trabajo no son las únicas recompensas que obtienen los deportistas. El Comité Olímpico Español también premia a los medallistas con una importante cuantía económica.

La recompensa de los deportistas españoles la fija el Consejo Superior de Deportes y el Comité Olímpico Español. Estas cifras, que no se han modificado desde los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, varían según la modalidad deportiva (individual, dobles o por equipos).

· Las medallas de oro individuales conllevan un premio de 94.000 euros; la plata de 48.000 euros y el bronce son 30.000 euros.

· Para las medallas logradas en deportes en pareja las cifras son las siguientes: por el oro son 75.000 euros, por la plata 37.000 euros y 25.000 euros por el bronce.

· Por último, las medallas de deportes colectivos: 50.000 por el oro, 29.000 por la plata y 18.000 euros por el bronce.

A esos premios hay que añadir el acceso a determinadas becas, como las del Plan ADO, que también puede suponer un importante sustento económico para los deportistas.

¿Cuánto pagan los otros países a sus medallistas?

Las cantidades percibidas por los deportistas varían mucho entre países. En Río 2016, un nadador de Singapur, país que lideraba el ranquin de primas, se embolsó 668.00 euros por lograr el oro.

En cambio, países como Reino Unido, Noruega, Suecia o Croacia no brindan ninguna retribución a sus deportistas en el caso de hacerse con una medalla.