El nadador mallorquín Hugo González, que este domingo certificó su clasificación para las semifinales de los 100 espalda de los Juegos Olímpicos, tras lograr la novena menor marca en las semifinales, se mostró plenamente convencido de poder alcanzar la final. | Fernando Bizerra

0

El nadador mallorquín Hugo González, que este domingo certificó su clasificación para las semifinales de los 100 espalda de los Juegos Olímpicos, tras lograr la novena menor marca en las semifinales, se mostró plenamente convencido de poder alcanzar la final

«Sí, es un puesto más. Es meter la mano», aseguró Hugo González, que ya se colgó el pasado mes de mayo la medalla de plata en los 100 espalda en los Europeos disputados en Budapest.

Un metal que junto con el bronce que logró en los 50 espalda y, sobre todo, el oro que conquistó en los 200 estilos en la capital magiar ha disparado la confianza del nadador español, que asumió como un «trabajo» más la clasificación para las semifinales.

«Satisfecho, lo justo, era cumplir con el trabajo que era meterse en la semifinal y ahora a descansar y a buscar la final mañana», indicó el nadador balear.

Para ello, Hugo González, que se quedó a 1,30 segundos del tiempo del ruso Kliment Kolesnikov, el mejor de las preliminares, deberá pulir, como el mismo reconoció, algunos detalles con relación a la actuación de este domingo.

«Me he sentido bien, no del todo mal, pero hay detalles que se pueden mejorar y eso es lo que haremos ahora, analizarlos con los entrenadores, descansar y estar listos para mañana», concluyó González.