Danny León, Julia Benedetti, Carmelo Paniagua y el mallorquín Jaime Mateu.

0

Los nuevos deportes que irrumpen en el programa olímpico se han convertido en un aliciente extra para los seguidores, que incorporan a su agenda televisiva modalidades en las que el espectáculo es el hilo conductor. Una de ellas ha roto moldes, y tendrá participación mallorquina dentro de los pioneros en skateboarding olímpico. Unos sueños que vuelan sobre una tabla de skate rumbo a Tokio.

Sobre su monopatín, el palmesano Jaime Mateu, de 25 años y residente en Torrelavega (Cantabria), partirá como aspirante pelear por la final y los diplomas dentro de la especialidad de Park (Parque). La cita será el 5 de agosto en Ariake y ese día, el deporte olímpico balear vivirá una de sus jornadas más singulares. Mateu forma el triple cartel español en la especialidad, compartiendo prueba con Danny León, mientras que en la prueba femenina, la gallega Julia Benedetti será la única española en liza.

Mateu y sus compañeros ya calientan motores para instalarse en Japón y entrenarse en el Ariake Sports Park, donde se las tendrán que ver con estadounidenses y brasileños, grandes dominadores a escala internacional, aunque el balear logró colarse entre la élite en el Mundial de 2019, con una cuarta plaza que le permitió dar un paso clave en su clasificación olímpica vía ránking.

Las competiciones de Park se disputan en una pista con grandes desniveles y curvas complicadas, a la imagen de cúpulas invertidas, aprovechando la superfície para dar forma a una serie de trucos que darán forma a sus puntuaciones. Los estadounidenses Heimana Reynolds, Cory Juneau y Zion Wright, junto al brasileño Pedro Barros, copan los pronósticos para repartirse las tres medallas en juego en Tokio, las primeras del skateboarding en su devenir olímpico.