El jugador mallorquín del Real Madrid, Marco Asensio, celebra un gol en el Camp Nou en el 'Clásico' ante el FC Barcelona aunque posteriormente su diana sería anulada por fuera de juego. | Twitter

W
14

Apenas llevaba cuatro minutos sobre el terreno de juego cuando se convirtió en uno de los nombres propios del 'Clásico' que acabaría suponiendo la sentencia de la Liga por parte del FC Barcelona. Marco Asensio marcó un gol que colocaba al Real Madrid 1-2, pero el VAR lo anuló por fuera de juego del mallorquín, que se encontraba en posición adelantada en el momento de recibir el balón procedente de Dani Carvajal. Desde el pitido final y este lunes la imagen de las líneas del videoarbitraje están acaparando multitud de miradas, pero el mismo domingo otra instantánea también ha sido objeto de múltiples interpretaciones por parte de los aficionados.

Antes que de que la sala de videoarbitraje alertarse a De Burgos Bengoetxea del fuera de juego de Marco Asensio en el minuto 80 y con un 1-1 en el marcador del Camp Nou, los jugadores del Real Madrid celebraban el tanto que podía suponer la victoria y un hilo de esperanza de reabrir la puja por el campeonato. Todos lo hacían detrás de Marco Asensio, que no dudó en festejar la diana corriendo hacia la banda y señalándose con su dedo índice el escudo de la camiseta.

Noticias relacionadas

La celebración de Marco Asensio puede verse como un mensaje en un momento en el que está en el aire su futuro. Su contrato como jugador del Real Madrid expira el próximo 30 de junio y se desconoce el destino del mallorquín, que está en condiciones de negociar con el club que quiera desde el pasado 1 de enero. Precisamente uno de los clubes que parecían haber tomado posiciones en la carrera por hacerse con sus servicios es el FC Barcelona, que habría iniciado los contactos con el agente del futbolista Jorge Mendes, pero el mensaje que dejó el balear tras su gol se intuye como un portazo a la entidad azulgrana y un guiño a los gestores del club blanco. Un gesto que contrasta con sus declaraciones de hace meses en las que no descartaba firmar como jugador culé.

La propuesta de renovación que el Real Madrid habría hecho llegar al jugador estipula un compromiso hasta el 30 de junio de 2027 y un sueldo que ronda los 4,8 millones de euros por temporada, pero al parecer el agente del jugador estaría negociando un aumento en la oferta económica. En cualquier caso, Marco Asensio ha expresado su voluntad de contar con más protagonismo en el campo y sobre el terreno de juego lanzó este domingo un mensaje que supone un guiño a los aficionados blancos. Su dedo señalando el escudo en el campo del eterno rival ha sido valorada como un gesto de acercamiento al club con el que firmó en 2015 precisamente cuando estaba muy cerca de comprometerse con el Barcelona.