Imagen del homenaje durante del partido entre el Binissalem y Alaró.

0

El destino a veces es caprichoso. El sino quiso hacerle un guiño al joven Joan Francesc Carbonell, fallecido esta semana tras ser arrollado cuando iba en bici. El Municipal de Alaró acogió este fin de semana un partido de benjamines entre el equipo local y el Binissalem, precisamente los dos equipos en los que militó el malogrado joven de 17 años.

Además, para añadirle más emoción al encuentro, el árbitro designado fue Juanma Albiol, compañero de quinta de Joan Francesc y uno de los mejores amigos.

Binissalem continúa en estado de shock por la crueldad que ha golpeado a la localidad y al club de fútbol en los dos últimos años. El 30 de mayo de 2019, Joan Marc Bibiloni, que era compañero y amigo de Joan Francesc Carbonell, falleció tras un accidente de moto. Tenía 15 años y militaba entonces en el cadete del club binissalemer.

La desgracia ha vuelto a golpear a un club que este fin de semana recibió el caluroso y sentido homenaje de todo el fútbol balear. Hubo minutos de silencio en los partidos de fútbol base y ramos de flores, además de la camiseta con el dorsal 5 que lucía Joan Francesc, en los encuentros disputados por los diferentes equipos del Binissalem.